Comparte

El Servicio de Inspección y Seguridad del Departamento de Agricultura de EEUU (FSIS), ha anunciado nuevas medidas para proteger a los consumidores mediante la mejora de la seguridad de los alimentos, medidas que se requerirán a las empresas que producen productos avícolas.

Las empresas productoras de pollo y pavo y productos similares deberán volver a evaluar su sistema de análisis de planes de peligros y puntos de control críticos. Esta reevaluación se debe realizar en los próximos 90 días y debe tener en cuenta varios brotes de Salmonella que se asociaron con estos tipos de productos.

Según la subsecretario del USDA para Seguridad Alimentaria, la Dra. Elisabeth Hagen, esta reevaluación “mejorará la capacidad de la empresa para identificar los peligros y prevenir mejor las enfermedades transmitidas por los alimentos». Así, «la incorporación de la información obtenida a partir de brotes de Salmonella mejorará los esfuerzos de seguridad alimentaria, lo que ayuda a evitar futuros brotes y asegurar un suministro de alimentos más seguros para los consumidores.»

El FSIS también anunció su intención de expandir la verificación del programa de muestreo de Salmonella para incluir otros productos avícolas crudos triturados, además de producto molido; aumentar el tamaño de la muestra para análisis de laboratorio de 25 gramos a 325 gramos y realizar muestreos para determinar la prevalencia de Salmonella en los productos picados de aves de corral.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario