Las autoridades egipcias sacrificaron el pasado 12 de marzo más de
1.200.000 pollos en diez granjas de la provincia de Charquiya (Delta
del Nilo)
, en la mayor operación de este tipo desde que el virus fue
descubierto en Egipto hace ahora un mes.
———————————————–

Según recoge hoy la
prensa gubernamental egipcia, el sacrificio masivo fue decidido tras detectar
en estas granjas numerosos casos del virus H5N1, el más dañino de
todos y que puede transmitirse a seres humanos.

Egipto fue, con Nigeria,
uno de los primeros países africanos en desvelar casos de gripe aviar,
algo que los expertos esperaban dada la condición de Egipto de territorio
de paso para las aves que emigran hacia África desde Europa y Asia.

El gobierno ha impuesto severas restricciones a toda la industria avícola
en el país, y numerosos comercios han ido aún más lejos
sacando
los pollos y derivados de sus estanterías, lo mismo que los restaurantes,
donde es difícil encontrar quien ofrezca platos de pollo.

Hasta
ahora, se han detectado casos positivos en catorce provincias de las 26 que tiene
el país, y se han realizado pruebas
de laboratorio a 48 personas que
habían estado en contacto con aves enfermas, siendo en todos los casos
el resultado negativo, según el Comité Nacional para la Prevención
de la Gripe Aviar.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario