Comparte

Francia-huevos-no-jaulas-2022

A partir de 2022 no se podrá comprar ni, por lo tanto, vender huevos que procedan de gallinas en batería en Francia. Sólo se comercializarán aquellos que vengan de gallinas explotadas en otros sistemas, bien sea en confinamiento sobre yacija, con salida a un parque exterior – en ambos casos a un solo nivel o en aviario -, o en un sistema ecológico.

Así lo ha anunciado a mediados de febrero el Ministro de Agricultura francés, Stéphane Travert, en una entrevista a Europe 1-CNews-Les Echos. De la misma manera, también ha aclarado que esta prohibición no se aplicará a los productos transformados a base de huevos, como es el caso de pasteles, mayonesa o quiche, y en alimentos procesados como surimis, algunos quesos o productos no alimentarios como el champú.

El anuncio del Ministro no ha sorprendido al sector avícola ya que se deriva de un compromiso anunciado por el Primer Ministro francés, Emmanuel Macron, durante su campaña electoral del año pasado. En ella, frente al entrevistador del WWF – World Mide Fund – declaraba que “tomaba especialmente el compromiso de que para el año 2022 se prohíba la venta de huevos producidos por gallinas en batería”. Para ello se basaba en los datos recogidos en una encuesta de YouGov que indicaba que el 90 % de los franceses lo deseaban, al apoyar la producción de huevos al aire libre.

Según el anterior ministro, Macron, el 90% de los franceses deseaban apoyar la producción de huevos al aire libre

En Francia, el 69% de los huevos producidos provienen de gallinas que viven encerradas en jaulas, en las condiciones establecidas al efecto, ha explicado el ministro durante la entrevista. Aparte de ellos, un 18 % son camperos, un 7 % ecológicos y el 6 % de gallinas explotadas en suelo. Y del total de la producción, un 70 % se comercializa como huevo-cáscara y el 30 % restante en forma de ovoproductos, no resultando estos últimos afectados por la prohibición anunciada por el Ministro.

Cabe señalar que algunas cadenas de distribución ya habían anunciado que su prohibición de la venta de huevos de gallinas enjauladas, como es el caso de Monoprix, desde hace 2 años, Carrefour a partir del 2020, o Auchan y Les Mousquetaires en el 2025, etc.

Ahora, tras el anuncio ministerial, faltará ver la reacción del sector productor por tener que prepararse para acatar la prohibición, e incluso los cambios en el tipo de gallina a explotar, blanca o rubia, teniendo en cuenta la posibilidad de poder seguir utilizando la batería para las aves cuya producción vaya destinada a la industria.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario