Los avicultores franceses piden que se repercuta en el precio venta público el incremento de coste de las materias primas

El aumento de los costes de las materias primas en el mercado mundial ha comportado un incremento del 14,7% en el precio de los piensos.

Con este motivo, los avicultores franceses han solicitado a los distribuidores tengan en cuenta este incremento en sus negociaciones con las empresas, ya que ello aumenta el costo del pollo en un 7,7 %.

Con el aumento de los precios de las materias primas en todos los mercados mundiales el ITAVI ha revisado al alza los índices de costes de los piensos para todas las especies avícolas.

En comparación con el pasado octubre de 2020, el índice del pienso para el pollo estándar – broiler – aumentó un 4,8 %, el del destinado al pavo un 5,5 % y el de la gallina ponedora un 4,9 %.

En el caso del pollo, a partir del 1 de diciembre de 2020, el aumento del coste de las materias primas ha conducido en Francia a un aumento del 14,7 % en el costo de la alimentación y de un 7,7 % en el precio de coste total del ave.

Por otra parte, los indicadores interprofesionales de los acuerdos de 3 de mayo de 2011 muestran un impacto insuficiente del costo de las materias primas en los últimos tres meses, lo que debería conducir a renegociaciones con el sector de la distribución.

«Sin embargo, los mensajes recientes de la gran distribución hacen pensar que el ambiente no es propicio para aumentos en la retribución para los productores, sino más bien la indiferencia y, en el peor de los casos, un descenso», dice la Confederación Francesa de Avicultura – CFA – en un comunicado.

Revalorizar el precio pagado a los avicultores de carne

Los productores están atravesando ahora una situación difícil, en la que, además del aumento del coste del pienso, hay costes relacionados con las inversiones o cambios en las especificaciones para satisfacer las nuevas expectativas de las empresas. Estos cambios no aportan aumentos de productividad, sino todo lo contrario.

«Una revalorización del precio pagado a los productores, a través de una repercusión de los mayores costos de producción, es vital», explica Jean Michel Schaeffer, presidente de la CFA. E Isabelle Leballeur, Secretaria General añade: «Los criadores están dispuestos a participar en el esfuerzo, pero sin repercusiones, siendo probable que la situación sobre el terreno y las relaciones con los operadores sean más enconadas. La comprensión y la solidaridad mostradas por los distribuidores durante los dos confinamientos también deben reflejarse en las negociaciones sobre los precios».

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario