Grupo Bailón, la empresa aragonesa que alimenta de huevos a media Europa

Sus granjas producen al año 180 millones de docenas y es líder en España en exportación. Tras más de 50 años de experiencia, la tercera generación entra en la gestión de la compañía familiar

 

Aragón le pone huevos a la vida, también en los tiempos más duros vividos en la pandemia. La comunidad es uno de los principales productores en España de este alimento fresco que dan las gallinas, cuyo consumo está al alza por sus cada vez más apreciadas cualidades nutritivas y culinarias. Entre las granjas avícolas de puesta de nuestro territorio destaca con fuerza el nombre de Bailón, un grupo familiar asentado en la comarca zaragozana de Valdejalón que, a base de esfuerzo, ingenio y acierto en las inversiones, se ha convertido en un referente del sector a nivel nacional e, incluso, europeo. Su producción anual alcanza la friolera de los 180 millones de docenas (150.000 toneladas), es decir, casi medio millón al día (cerca de 6 millones de huevos).

 

Félix Bailón Train, director del grupo Bailón, y sus hijos Sandra, José Luis y Félix ÁNGEL DE CASTRO

 

Pero si por algo destaca es por el perfil exportador, siendo líder del país en la venta al exterior de este ovalado producto. Más del 80% de los suyos van a parar al viejo continente. Paso firme, discreción y un progresivo crecimiento en un proyecto al que ya se ha sumado la tercera generación de la saga.

 

Uno de los centros de clasificación y embalaje de huevos de Bailón, ubicada en La Almunia ÁNGEL DE CASTRO

 

Aunque desconocido por el gran público, figura entre las 75 sociedades que más facturan de Aragón y emplea a más de 200 trabajadores de forma directa y varios cientos más indirectamente. Todo ello lo ha conseguido con una visión integral del negocio que cubre toda su cadena de valor. Cuenta para ello con empresas propias especializadas en las diferentes fases, desde el cultivo del cereal y la fabricación de los piensos que dan de comer a las gallinas, hasta las granjas de recría y puesta de los huevos, la clasificación, el embalaje y el transporte.

Nuevo complejo avícola de Granjas Bailón en Zaragoza para un millón de gallinas código 2.
Ejecutado por Ingeniería Avícola.

Los orígenes de la compañía son humildes y se remontan a los años 60, cuando Félix Bailón Judez, natural de Embid de Ariza, puso los pilares de una empresa que iba a dedicarse con esmero a la industria avícola. Este emprendedor, padre y abuelo de los actuales gestores de la empresa, empezó su andadura vendiendo jamones, frutas y verduras en Ricla, municipio en el que echo raíces tras casarse con su mujer, José Fina Train Lausin. Juntos regentaron una tienda en esta localidad zaragozana y poco a poco se fueron introduciendo en el mundo del huevo. «Los vendía por todos los pueblos de la zona. Al principio los repartía en bici o en burro y luego moto», recuerda Félix Bailón Train, hijo del fundador y director general del grupo, del que es socio junto a sus tres hermanos, María Ángeles, María José y Juan Carlos. Actualmente el grupo emplea a más de 200 personas en la comarca de Valdejalón.

 

De criar las gallinas en casa, los Bailón pasaron a poner en marcha su primera granja en Ricla, que fue prosperando. «Los cuatro hijos nos metimos a trabajar y fuimos creciendo», relata. El siguiente gran paso fue la compra de fincas en la próxima localidad de La Almunia de Doña Godina para abrir nuevas explotaciones, a las que con el paso de los años se sumaron otras en pueblos de la zona como Alpartir o, más recientemente, Calatorao.

 

10 granjas propias y 18 integradas

Actualmente cuenta con diez granjas propias de gallinas ponedoras —además de tres de recría— y sus respectivas plantas de clasificación y embalaje de huevos con modernas y automatizadas instalaciones. A estas se suman 18 centros más bajo el modelo de integración, repartidos por Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Navarra y La Rioja. Cubre así las cuatro categorías de producción de gallinas (camperas, criadas en suelo, jaula y ecológicas).

Otro de los grandes hitos de la empresa fue el salto al exterior, que se produjo a principios de los años 90. «El mercado nacional estaba fatal y me dio por ir a Francia a probar suerte», relata el director general. La cosa salió bien y se abrieron paso en este exigente mercado, al que luego siguieron otros hasta alzarse como uno de los grandes proveedores de huevos para clientes mayoristas e industriales. «Encontramos una situación interesante y acabamos vendiendo a media Europa», apunta. En el 2007, Bailón se hizo con un puesto en el mercado de abastos de Rungis, ubicado cerca de París y considerado el mayor centro de distribución de productos frescos del mundo.

 

 

Sus plantas de embalaje están plenamente automatizadas ÁNGEL DE CASTRO

En 2004, la compañía emprendió el proyecto de crear su propia fábrica de piensos a través de su filial Compostaje Ciclo Natural (CCN), situada en La Almunia. Tras su ampliación hace unos años, tiene una capacidad de producción de 65.000 kilos a la hora. Parte de la materia prima que utiliza procede de sus propios campos de cultivo de cebada y maíz, que explota Labrantia, otra de sus empresas.

Y si de algo sacan pecho los Bailón es de su capacidad para entregar los huevos en 24 horas en casi cualquier punto de Europa. De ello se encarga Friocargo Herbatra, también propiedad el grupo, que cuenta con una flota de 80 camiones refrigerados (60 propios y 20 a enganche).

La empresa afronta el futuro con nuevos proyectos en cartera y savia nueva. Tres de los nietos del fundador –e hijos de Félix Bailón Train– han asumido funciones de responsabilidad. Son los hermanos José Luis, Félix y Sandra Bailón Roy, que se han puesto al frente de las áreas de producción, compras y ventas y finanzas, respectivamente.

 

Una tierra con seis millones de gallinas, el doble que hace 15 años

El sector avícola de puesta ha experimentado una gran pujanza en los últimos tiempos en Aragón, que cuenta con más de seis millones de gallinas ponedoras, el doble que hace 15 año. Producen anualmente 155 millones de docenas de huevos, según datos del 2019 (los últimos disponibles) del Ministerio de Agricultura, unas cifras que sitúan a la comunidad como la tercera productora nacional con algo más de 14% del total.

En la última década y media, este territorio ha multiplicado por tres su producción. Este impulsado se ha producido por los planes de expansión de grupos locales como Bailón, Granja San Miguel o Virgen del Rosario, estos dos últimos ubicados principalmente en la localidad zaragozana de Villarreal de Huerva (Campo de Daroca). Todos ellos han llevado a cabo grandes inversiones en nuevas explotaciones, sobre todo destinadas a la producción alternativa (camperos, suelo y ecológicos).

 

Fuente: EL PERÍODICO DE ARAGÓN [06-06-2021]. Jorge Heras.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario