Comparte

Identificados genes que podrían ayudar a crear aves de producción más resistentes a las enfermedades.

Los investigadores utilizaron una técnica innovadora para estudiar la respuesta inmune innata al virus de la enfermedad de Newcastle en dos razas aves de producción.

Un equipo internacional de científicos, dirigido por investigadores de la Universidad Estatal de Pennsylvania, ha identificado genes que pueden ayudar a los avicultores, especialmente los de países de ingresos bajos y medios, a criar aves que pueden resistir una de las mayores amenazas de enfermedades a las que se enfrentan las aves de corral hoy en día, según a un anuncio de Penn State.

En el estudio, los investigadores encontraron que un conjunto de genes expresados ​​diferencialmente en dos razas de aves de producción pueden combatir, en diversos grados, la enfermedad de Newcastle, un virus que dificulta la producción avícola en todo el mundo.

La identificación de los genes que ayudan a aves a sobrevivir a la enfermedad de Newcastle podría ayudar a diseñar estrategias de reproducción que produzcan lotes de aves  que sean más resistentes y más productivas, según Vivek Kapur, profesor de ciencia animal y presidente distinguido de Huck en salud global, director asociado de los Institutos Huck de las ciencias de la vida y del Instituto para la ciencia cibernética asociados, todos en Penn State.

«Estos fenotipos de aves de corral  llevan cientos de años empleándose en avicultura doméstica, sobreviviendo a la exposición constante a la enfermedad de Newcastle, por lo que, evolutivamente, hay algo innato que les ha permitido sobrevivir en este entorno donde la enfermedad es endémica” , declaró Kapur.

 

«Sin embargo, las aves criadas para una alta productividad, como es el caso en los países de altos ingresos, aumentan de peso muy rápidamente, producen muchos huevos y su supervivencia en presencia de enfermedades infecciosas no ha sido una carácter por el que se seleccionaron genéticamente”

“Por lo general, se trata de un compromiso entre el aumento de la resistencia a la enfermedad y la producción de huevos o carne. Usando genómica y herramientas analíticas sofisticadas, nos preguntamos si existen diferencias en los genes específicos expresados ​​en las aves de producción “de traspatio” o “domésticas” que sean indicadores de menor susceptibilidad a la infección por el virus de la enfermedad de Newcastle . «

 

Si la enfermedad de Newcastle está presente en un lote,  el resultado puede ser devastador, de ahí la importancia de identificar los genes ligados a una mayor predisposición / o resistencia, a la enfermedad, afirmó la autora principal del estudio, Megan A. Schilling, quien recientemente defendió su tesis doctoral en el programa de biociencias molecular, celular e integrador en los Institutos de Ciencias de la Vida de Penn State Huck.

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario