Comparte

El pasado 2 de mayo se confirmó la presencia del virus de Influenza Aviar de alta patogenicidad H7N7 en una explotación de 17.000 gallinas ponedoras en Italia. Los síntomas de la presencia de IA se detectaron a raíz de una disminución en la puesta y un aumento en mortalidad. Además, en la misma zona se había manifestado un foco de influenza aviar de baja patogenicidad a mediados de abril. Pese a esto, los análisis confirman que no hay relación entre ambas apariciones de IA, y afirman que lo más probable es que el brote se haya dado por contacto con aves silvestres.

italia-gallina-influenza-aviar

Éste foco de IA ha forzado el sacrificio de las 17.000 aves de la explotación italiana, además del establecimiento de una zona de protección y otra de vigilancia. Tan solo dos semanas después de la confirmación de la presencia del virus se detecta en la misma zona un nuevo foco de influenza aviar en una explotación de pavos de engorde. En total, pues, han sido tres los brotes de IA que se han detectado en Italia a lo largo del último mes.

 

Desde la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE) se ha notificado que no hay riesgo de que el brote surgido en Italia llegue a España. Aun así, hay que recordar que en lo que llevamos de año ha habido brotes de IA en Francia e Inglaterra entre otros países europeos, por lo que la RAVSE recuerda la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones. El organismo del MAGRAMA hace hincapié en las que están destinadas a evitar el contacto con aves silvestres.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario