El Ministerio francés de Agricultura confirmó ayer un nuevo caso
de ave silvestre afectada por la gripe aviar
, con la particularidad de que
es el primero detectado en una zona cercana a Marsella, en el sur del país.
Se trata de un cisne encontrado muerto el pasado 28 de febrero en las proximidades
de un estanque en Berre, a unos cuarenta kilómetros de Marsella.
———————————————–

El Ministerio francés de Agricultura confirmó ayer un nuevo caso
de ave silvestre afectada por la gripe aviar
, con la particularidad de que
es el primero detectado en una zona cercana a Marsella, en el sur del país.
Se trata de un cisne encontrado muerto el pasado 28 de febrero en las proximidades
de un estanque en Berre, a unos cuarenta kilómetros de Marsella.
Según una nota del Ministerio, el laboratorio de la Agencia Francesa
de Seguridad Alimentaria (AFSSA) ha confirmado la presencia del virus H5N1 en
el cisne muerto en Berre, por lo que se además introduce la novedad de
que es el primer caso que se registra fuera de la provincia de Ain (este).
Era en esa zona en la que se habían detectado los diferentes casos de
gripe aviar, todos de aves silvestres o migratorias, salvo en el de una granja
de pavos, que obligó al sacrificio de todo el criadero, hasta 11.000
aves. Como ya es habitual las autoridades francesas han ordenado el establecimiento
de una zona de protección de tres kilómetros a la redonda y otra
de prevención de siete kilómetros, tal como sugiere la normativa
de la Unión Europea.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario