Comparte

Tres expertos epidemiológicos europeos advirtieron ayer jueves 13 en
Bucarest de que la situación de este país es «seria y desgraciada»,
tras confirmarse la existencia del virus H5 de la gripe aviar en las aves muertas
en el delta del Danubio la semana pasada.
Esta información anula
la
noticia de 24 horas antes
en que la CE decía que no se habían
encontrado evidencias de gripe aviar.
———————————————–

Tres expertos epidemiológicos europeos advirtieron ayer jueves 13 en
Bucarest de que la situación de este país es «seria y desgraciada»,
tras confirmarse la existencia del virus H5 de la gripe aviar en las aves muertas
en el delta del Danubio la semana pasada.
Esta información anula
la
noticia de 24 horas antes
en que la CE decía que no se habían
encontrado evidencias de gripe aviar.

Los expertos -una especialista británica, un holandés y un danés-
aseguraron
a la prensa que la Unión Europea (UE) y sus países miembros se
han comprometido a ayudar a Rumanía para evitar la difusión del
virus. «Holanda y la UE se comprometen a apoyaros en la lucha contra este
virus, que no conoce fronteras y que si no se controla aquí, se extenderá
más lejos», dijo el experto holandés.

La primera prioridad es «definir este virus y verificar si es el mismo,
u otro diferente, al que actúa en Oriente» y que mató a millones
de aves y a más de 60 personas, subrayaron los expertos enviados por
la UE.
Los especialistas señalaron que el Gobierno rumano ha actuado hasta ahora
correctamente, adoptando «medidas muy fuertes», cuya vigencia debe
mantenerse. Al mismo tiempo instaron a la población a que coopere con
las autoridades en los esfuerzos por erradicar el virus y recuperar un medio
ambiente seguro.

El ministro rumano de Agricultura, Gheorghe Flutur, informó de que esta
tarde «una muestra de este virus» será enviada al laboratorio
Weybridge
, en Gran Bretaña, para analizar si se trata de la variedad
agresiva N1.
Flutur precisó que la pasada noche, en el Instituto de Diagnosis y Sanidad
Animal, se aisló el virus del tipo H5 después de que ayer los
resultados de las pruebas fueran aún negativas.
Después de presidir una reunión del gabinete de crisis creado
ante esta situación, el ministro rumano informó además
de las nuevas medidas que están adoptando las autoridades para impedir
el desencadenamiento de una epidemia. «Las cosas están bajo el control»,
aseguró Flutur, tras hacer un llamamiento la población para que
no cunda el pánico y para que respete las medidas profilácticas
indicadas por las autoridades sanitarias.

El ministro subrayó que en la localidad de Ceamurlia de Jos, donde el
pasado 7 de octubre se descubrieron los primeros
posibles casos de gripe aviar
, serán sacrificadas rápidamente
todas las aves que todavía existen en un radio de 3 tres kilómetros
(unos 15.000 animales). Asimismo, se extenderá el control y la cuarentena
a otras ocho localidades en un radio de 10 kilómetros. Flutur añadió
que gendarmes y fuerzas especiales se han desplazado al foco de infección
para asistir a los 15 equipos sanitarios que se dedican al sacrificio de las
aves y aseguró que en la citada localidad sólo se permite la entrada
de las autoridades. «Trabajamos conforme con el manual de procedimientos
de la Organización Mundial de la Salud (OMS)»,aseguró
Flutur.

Las autoridades sanitarias vacunaron hasta el presente a toda la población
de la zona y enviaron vacunas a todo el país. La vacunación debe
continuar para evitar que una cepa de gripe regular autóctona entre en
combinación con el virus H5 y genere un virus que pueda ser mortal, según
precisó hoy el ministro de salud, Eugen Nicolaescu. En Ceamurlia
de Jos
, la población recibió con preocupación la confirmación
de la existencia de un brote de gripe aviar, sobre todo después de registrarse
otros casos de aves muertas en tres granjas. La mortalidad de las aves se extiende
también a los departamentos contiguos como Constanza, en la costa del
Mar Negro, donde en la localidad Silistea murieron hoy cientos de aves de corral.

En el delta
del Danubio
, una de las mayores zonas húmedas de Europa, donde pasan
el invierno dos millones de aves migratorias, murieron en la última semana
más de un millar de aves domésticas y casi dos centenares de aves
salvajes (cisnes y pelícanos). El contagio de las aves domésticas
se explica por la costumbre de la gente de dejar a sus animales libres en los
lagos y los canales del delta, donde éstas pueden entrar fácilmente
en contacto con las aves migratorias, posibles portadoras del virus H5.

+ Info:

– Avian Influenza in Romania and Turkey: Commission
takes further action

– Avian Influenza in Romania: Presence
of virus confirmed

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario