Comparte

La Organización Mundial para la Salud Animal informó el pasado 25 de abril que Israel advirtió sobre un brote de una cepa altamente patógena del virus de la gripe aviar H5N8 en una granja de pavos en el norte del país.

La alerta publicada en el sitio web de la organización dijo que 350 pavos de una manada de más de 13.000 en la granja Ma’ale Gilboa fueron infectados con la gripe aviar.

Alrededor de 200 de los pavos murieron a causa del virus, y las aves restantes fueron sacrificadas de acuerdo con las directrices del Ministerio de Agricultura.

La propagación de la cepa H5N8 del virus de la gripe aviar en los últimos años ha provocado la muerte de millones de aves en Europa y Asia, si bien los controles de salud animal presentes en todo el mundo han logrado contener y reducir su incidencia.

En 2016, la Organización Mundial de la Salud advirtió que el virus H5N8 se estaba “propagando rápidamente en Asia y Europa, causando muertes en aves silvestres y brotes en aves domésticas”.  Desde entonces, se han registrado importantes brotes en Oriente Medio y África, pero lo exhaustivos controles y el sacrificio preventivo en los brotes que se declaran ha logrado reducir su avance.

Los productores israelíes y árabes han lidiado con brotes esporádicos del virus a lo largo de los años, con cientos de miles de aves sacrificadas para evitar que el virus se propague.

En 2006, la industria avícola del sur de Israel llegó casi al borde del colapso, dijeron los productores, después de una serie de sacrificios tras el descubrimiento de la gripe aviar.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario