Comparte

Diferentes grupos están trabajando para desarrollar un medio factible económicamente para determinar el sexo de los embriones de los pollos antes de los tres días de incubación.

Los productores de huevos europeos y norteamericanos se han comprometido a no sacrificar más pollos machos recién nacidos una vez disponible un medio comercialmente viable de sexaje de embriones. Estos últimos, de hecho, han prometido acabar con el sacrificio de los pollos machos de un día para el año 2020 o tan pronto como esté disponible una alternativa viable económicamente.

La Universidad de Delaware, Dresden University of Technology y la Universidad de Lepizig -estas dos últimas en Alemania-, así como la Universidad de Leiden en Holanda, están desarrollando cada una sus propias técnicas para determinar el sexo de un embrión in ovo.

El sexaje in ovo

Un proceso utiliza una maquina con un sistema de visión que, acoplado con algoritmos informáticos utilizando luz, permite determinar el sexo del embrión durante las primeras 30 horas de incubación. Otra técnica utiliza espectroscopia del infrarrojo cercano (NIR) para determinar el sexo del pollito después de hacer un pequeño orificio en la cáscara del huevo. Otro método para identificarlo es utilizando una espectroscopia masiva.

Aún se desconoce si alguna de las técnicas para sexaje in ovo será algún día comercialmente viable. La Asociación de los Estados Unidos de aves de corral y huevos (U.S. Poultry & Egg Association) ha fundado recientemente dos proyectos en zonas universitarias en los Estados Unidos con el objetivo de estudiar procedimientos para mejorar los métodos en aplicación de eutanasia en incubadoras de pollos y pavos en caso de que no se encuentre una técnica eficiente de sexaje in ovo en un futuro.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario