La harina de algas, un alimento alternativo

En base a que de toda la producción mundial actual de algas marinas se considera que una tercera parte ya se destina a la alimentación del ganado, pero se dispone de muy poca información sobre sus efectos en los animales, en la Universidad de Cornell, EE.UU.-, se han propuesto analizar a fondo el tema.

Por el momento, la revista Jour. of Animal Sci. ya ha publicado los resultados de las pruebas realizadas con monogástricos y una harina desgrasada de microalgas – DFA – y con unos elevados contenidos en cenizas, sodio y sílice.

En los broilers, al intentar sustituir o bien un 7,5 % de harina de soja o bien un 10 % de una mezcla de soja y maíz con DFA, se observó un empeoramiento del crecimiento durante lasa 3 primeras semanas de edad, pero no en el resto de la crianza, lo que se atribuyó a una deficiencia en aminoácidos. En cambio, empleada en raciones de gallinas hasta en un 7,5 % en dietas de tipo maíz-soja, no tuvo ningún efecto adverso sobre la producción ni la calidad del huevo.

Sin embargo, los investigadores indican que, aparte de sus posibilidades como fuente de alimento, las algas pueden ser utilizadas para la producción de biocombustibles, con el efecto subsiguiente de ahorro de lasa cantidades de maíz y de soja que actualmente se emplean para ello.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario