La hostelería pide un plan nacional de rescate

El plan del gobierno resulta insuficiente para el sector

En el Consejo de Ministros del 22 de diciembre el Gobierno aprobó un borrador de Real Decreto de medidas urgentes para apoyar al sector turístico, la hostelería y el comercio minorista y aliviar la situación de las empresas y autónomos relacionados con estas actividades, favorecer su viabilidad y evitar cierres como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

El Gobierno ha destacado que las iniciativas, que se suman a las ya adoptadas desde el principio de la crisis sanitaria, tendrán un impacto de unos 4.220 millones de euros. Se han destinado más de 51.500 millones a estos sectores. Las medidas tienen como objetivo proporcionar ayudas y recursos para aliviar los costes fijos que soportan las empresas y facilitar liquidez para que los proveedores puedan cobrar sus facturas y los trabajadores sus nóminas sin dificultad.

Los profesionales del sector afirman en una nota que las medidas distan mucho de ser el plan integral de rescate que el sector lleva meses reclamando, que el Gobierno había anunciado y que resulta imprescindible para la viabilidad de un sector estratégico para la economía nacional.

Las organizaciones que forman «Juntos con la Hostelería» – FIAB, AECOC y Hostelería de España – insisten en que solo puede salvar el futuro del sector un verdadero plan nacional de rescate con ayudas directas al mismo, al estilo de los que han aprobado países como Francia, Italia o Alemania.

Para el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, “resulta incomprensible que un país como el nuestro en el que el peso del turismo y la hostelería es muy superior en términos de PIB y empleo al de nuestros vecinos europeos no disponga de un plan integral y deba conformarse con ayudas parciales que resultan claramente insuficientes».

El director general de AECOC, José María Bonmatí, considera que «después de tantos meses de espera no es razonable que desde el Gobierno se alegue que las medidas puestas en marcha por las comunidades autónomas no hacen necesario un plan nacional de ayudas directas. Lejos de ello, estas medidas no solo son insuficientes, sino que pueden contribuir a incrementar las desigualdades y la confusión entre comunidades”.

El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, afirma que «es necesario que el sector de la hostelería, cuya actividad es esencial para la economía, cuente con ayudas directas que le permitan recuperarse de esta crisis que pone en juego miles de puestos de trabajo directos e indirectos. La industria de alimentación y bebidas ha reducido sus ventas al canal HORECA entre un 50 y un 60% en relación con el año pasado y alguno de nuestros sectores destinan cerca del 80 °lo de sus ventas a bares y restaurantes”. Según datos de Hostelería de España, a falta de un plan integral de rescate que los hosteleros y las organizaciones que los representan vienen reclamando podría llegar a destruirse el 40 °lo del tejido empresarial del sector.

INPROVO colabora en la iniciativa «Juntos con la Hosteleria», dada la importancia de este canal para la venta de huevos en nuestro país, y apoya la recuperación del sector, que incide en toda la cadena.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario