Comparte

La Organización de
las Naciones Unidas (ONU)
ha hecho un llamamiento para recaudar entre 1.300
millones y 1.500 millones de dólares en los próximos dos o tres
años, para combatir la influenza aviar y prevenir una epidemia.
———————————————–

La Organización de
las Naciones Unidas (ONU)
ha hecho un llamamiento para recaudar entre 1.300
millones y 1.500 millones de dólares en los próximos dos o tres
años, para combatir la influenza aviar y prevenir una epidemia.
La petición fue realizada por el coordinador de la ONU para la Influenza
Aviar, David Nabarro, quien indicó en rueda de prensa que los fondos que
se han gastado los fondos que se comprometieron el pasado enero, por lo que son
necesarias mayores aportaciones para cubrir las necesidades.
De este modo, expresó su esperanza que las contribuciones de la comunidad
internacional se hagan efectivas en la conferencia sobre la materia que se celebrará
en Bamako
(Mali)
, el próximo 8 de diciembre.
El virus letal H5N1 se ha expandido desde principios de año por toda Asia,
y a través de Europa ha llegado también a África; ya son
más de 50 países los que luchan por frenar la enfermedad, que no
afecta sólo a las aves, sino también a los humanos.
Desde su reaparición, a finales del 2003, el virus H5N1 ha infectado a
258 personas de 10 países, de las cuales 153 murieron, de acuerdo con la
Organización Mundial de
la Salud (OMS)
.
Indonesia es una
de las regiones más afectadas por el virus, tras propagarse en 30 de sus
33 provincias, y donde los casos de infecciones humanas se elevan a 74, de los
cuales 54 murieron.
Corea del Sur
acaba de confirmar un segundo brote de influenza aviar, después
del primero, que experimentó en 2003, cuando tuvieron que ser sacrificadas
más de cinco millones de aves para evitar el contagio, aunque hasta ahora
en el país no se ha registrado ningún caso entre humanos.
Los más de 1.000 millones de dólares solicitados por la ONU irán
destinados a los países de África subsahariana (500 millones), Asia
Oriental y el Pacífico (230 millones), Sur de Asia, (85 millones), Oriente
Medio y Norte de África (70 millones), Europa del Este y Asia Central (33
millones) y América (2 millones).
Nabarro
afirmó que los esfuerzos de los gobiernos, el sector privado y las organizaciones
comunitarias para combatir el virus han sido sin precedentes, pero no han impedido
que al menos 250 millones de aves domésticas hayan muerto como resultado
de la enfermedad.
De este modo, indicó que debe mantenerse el compromiso y la voluntad política
en todos los ámbitos para frenar el virus, así como aunar esfuerzos
con el Banco Mundial
y otras instituciones financieras para prevenir y combatir su propagación.
Asimismo, puso énfasis en la necesidad de prepararse y adoptar estrategias
que permitan una respuesta rápida en caso de una epidemia y tomar medidas
para impedir el contagio a los humanos.
«Los principales canales de propagación de la enfermedad son la migración
de las aves salvajes y el comercio de aves vivas en mercados en comunidades tribales»,
declaró.
EFEAGRO

[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario