Comparte

La RED DE ALERTA ALIMENTARIA y mejoras en sus procedimientos que debería aplicar

Este año, las noticias relacionadas con brotes de toxiinfecciones alimentarias relacionadas con la Salmonella han sido recurrentes y en distintos puntos de España. Sevilla, Vizcaya, Ceuta, Lanzarote, y otras localidades han sufrido brotes que en algún momento se han relacionado con huevos.

Uno de los que ha originado más atención se registró en varios establecimientos de hostelería del País Vasco, con 40 personas afectadas y se relacionó con el consumo de una tortilla, presumiblemente elaborada con huevos contaminados.

La organización FACUA – Consumidores en Acción – solicitó reiteradamente a las autoridades el nombre de la empresa sospechosa de la contaminación de los huevos, argumentando la protección del consumidor.

Dado que la red de alerta alimentaria en España se basa en la confidencialidad y en la comunicación rápida entre autoridades y operadores para resolver cualquier problema a la mayor brevedad, no es necesario comunicar a los ciudadanos el origen del problema, salvo que sirva, por ejemplo, para la devolución o retirada de cualquier producto no apto para el consumo y susceptible de causar algún daño o enfermedad.

Este no era el caso y, en cambio, la identificación del operador sospechoso puede generar problemas a la empresa implicada en la alerta, mientras se investiga su relación con el caso.

Ante la insistencia de FACUA, la directora general de la Fundación para la Seguridad Alimentaria de Euskadi informó a la prensa de que los huevos sospechosos provenían de «una granja de Segovia» que no identificó, lo que puso bajo sospecha a todas las granjas de dicha provincia.

La asamblea de INPROVO del pasado día 9 de octubre recogió las quejas de los productores ante las incertidumbres generadas a los clientes. Por ello remitió una carta de queja al Gobierno Vasco y a la AESAN solicitándoles que se respeten las condiciones de confidencialidad de la Red de Alerta Alimentaria para que este tipo de actuaciones no se repitan en el futuro.

En una reciente reunión con la subdirectora responsable de la Red de Alertas Alimentarias de la AESAN reconocieron el error y se les recordó la importancia de que las autoridades autonómicas coordinen sus actuaciones con AESAN en adelante, para la adecuada gestión de las alertas.

También se pidió a la AESAN que informe al sector de los resultados de las investigaciones de los brotes de salmonela relacionados con el huevo para tomar las medidas oportunas en función del origen de los problemas detectados – presencia de salmonela en las aves o una mala manipulación-.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • ASEPRHU

  • C/ Juan Montalvo, 5, 1º D
  • Madrid
  • MADRID (España)

PUBLICIDAD
{{company.logoTitle}}
  • INPROVO

  • C/ Juan Montalvo, 5, 1º D
  • MADRID
  • Madrid (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario