La empresa americana especializada en biotecnología ha aplazado los
planes de producción de trigo genéticamente modificado – con más
resistencia a un herbicida muy utilizado- para concentrar sus líneas
de investigación de OGMs en el maíz, el algodón y las semillas
oleaginosas.
———————————————–

Las compañías antimodificación genética han visto
la decisión como un gran logro y una victoria a nivel mundial en sus
esfuerzos para detener los cultivos de OGMs.

Michael Meacher, el Ministro de medioambiente, expuso que la retirada de este
tipo de cultivo ha supuesto una derrota para la compañía, que
ha invertido gran cantidad de recursos para que diversos países acepten
esta mercancía, lo que habría supuesto una bonanza económica
para la empresa.

Monsanto,
la mayor compañía proveedora de cultivos genéticamente
modificados del mundo, no había conseguido todavía el permiso
de la Unión Europea para realizar este tipo de cultivos en Europa.

Según Carl Casale, el vicepresidente de la compañía, las
oportunidades de negocio para el trigo Roundup Ready eran menos atractivas que
otras prioridades comerciales.


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario