Comparte

Nuevas herramientas en la nube para la toma para la toma de decisiones en las granja avícolas: el caso de My Digital Farms

Hace dos décadas al inicio de la informatización de las oficinas se adquiría un ordenador con un procesador de textos, una hoja de cálculo y poca cosa más. No conectado a red alguna por supuesto. Luego llegó internet, el correo electrónico y nacieron infinidad de softwares especializados, a instalar en el ordenador local.

Las empresas empezaron a adquirir softwares de lo logística, de contabilidad, de gestión de stocks, etc etc surgiendo miles de programas específicos que aportaban gran valor añadido por su especificidad.  En los últimos años la miríada de soluciones disponibles se ha disparado funcionado ya la mayoría en la nube y no en local, por lo que se han reducido los tiempos de implantación al no requerir costosas instalaciones ni desplazamiento, simplemente un ordenador o dispositivo conectado a internet.

Hoy en día no hay empresa que se plantee usar un único software para todos sus procesos.

 

Esto, que parece de perogrullo, no ha llegado a la mayoría de las granjas avícolas y se sigue confundiendo el software de trabajo con el software de análisis. No se pueden pedir peras al olmo.

 

 

 

 

SOFTWARE DE TRABAJO no es lo mismo que SOFTWARE PARA LA TOMA DECISIONES

  • El software de trabajo (u ordenador/res de control), es imprescindible en toda explotación moderna. Viene de serie en el ordenador y automatismos de control ambiental de la nave y desde el cual fijo los parámetros ambientales, hago un seguimiento básico de crecimientos, consumos de agua, configuro alarmas, curvas de temperatura, etc. etc. Hay multitud de opciones en el mercado, algunas de solo ordenador conectable a un equipo u otro y otras exclusivas para determinados equipos de control ambiental.
  • Pero esto no es suficiente.  Al igual que un Excel no es un software de facturación ni este es un software financiero. Ni un programa de facturación es un sistema de gestión de los clientes o CRM, aunque todos ellos tienen puntos comunes el potencial de prestaciones se dispara cuando uso programas específicos. Esta cultura se ha de trasladar al sector avícola, las arquitecturas abiertas, la ingente cantidad de datos ya recogidos y la facilidad de manejar todo ello en la nube sin costosas instalaciones locales multiplica el potencial.

 

 

 

LOS SOFTWARES DE AYUDA A LA TOMA DE DECISIONES,

que se alimentan de los datos recogidos por el ordenador las sondas, etc.

se van a popularizar en los próximos años.

 

Ha llegado la hora de los softwares de ayuda a la toma de decisiones.  Al igual que una empresa mediana-grande no tomará sus decisiones estratégicas únicamente con los datos que le proporcione su programa de facturación, sino, que, complementando estos datos con una capa superior, los usará para con softwares contables o financieros tener una visión a vista de pájaro que les permita pilotar mejor su empresa.

Sus principales características son

-. No dependen de un hardware o software específico

-. Complementan, no sustituyen, los sistemas de control ambiental, alarmas, etc que ya estén en funcionamiento en la granja

-. Son un sistema de backup

-. Son softwares para el análisis fino, de ayuda a la toma de decisiones, no para el trabajo del día ni para gestionar alarmas o incidencias.

-. Permiten reducir ataduras de hardware o software a un fabricante u otro del ordenador de control.

Es en este contexto donde ha nacido a petición de diversos avicultores y servicios técnicos de Galicia el software de MY DIGITAL FARM.

Este software no requiere cambio alguno en el hardware alguno instalado en la granja pues recopila la información de todo lo que recoge datos en la nave y lo presenta y categoriza de manera amigable y ordenada para la ayuda en la toma de decisiones.  Es decir, si la granja solo tiene sensores de temperatura y humedad solo presentará estos parámetros ambientales, si tiene sistemas de control de peso, humedad, amoníaco, consumos de agua, presentará también estos valores con lo que la toma de decisiones será más solida al estar basada en mayor número de inputs.

Al funcionar en la nube, el avicultor se beneficia de las continuas mejoras en prestaciones que cada mes están realizando los ingenieros del mismo a partir del feedback que van recogiendo de los avicultores que ya lo tienen en uso.

Otra ventaja, es que su configuración de acceso remoto permite al avicultor darle acceso de solo visualización a su veterinario o técnico de confianza para que vea, no ya las pequeñas incidencias de cada día, sino si el manejo está optimizado.

Para más información:  AGER INDAGO

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario