Comparte

Los agricultores y cooperativas agroalimentarias de la Unión Europea, junto a otras once organizaciones vinculadas a sectores de la producción animal, han formado la coalición European Livestock Voice (La voz de la ganadería europea), que lanzó en septiembre la iniciativa #MeattheFacts.

Es una plataforma que pretende equilibrar el intenso debate público sobre el papel de la ganadería exponiendo los datos que no llegan a la sociedad y desmontando numerosos mitos y desinformación basados en emociones, percepciones y eslóganes que distorsionan la realidad.

Además de explicar que los ganaderos cumplen la exigente regulación comunitaria, aborda las dudas sobre la ganadería moderna, más productiva e intensiva que la tradicional, la sanidad y el bienestar animal, el uso de piensos, los antibióticos y la seguridad alimentaria, entre otras cuestiones.

Esta iniciativa es muy necesaria, porque solo comunicando la verdad del sector de la producción animal podremos salvar la distancia cada vez mayor entre los consumidores y la ganadería moderna.

Ante las numerosas iniciativas que tratan de influir en la política y el mercado imponiendo visiones particulares sobre el estatus de los animales en la sociedad, un ciudadano bien informado será libre para decidir qué consume según sus necesidades y preferencias.

Nuestra ganadería, y en particular el sector avícola, afrontan desafíos como el cambio de hábitos alimentarios en el mundo desarrollado, los requisitos medioambientales para la producción o la disponibilidad de los insumos para la alimentación del ganado.

La soja que importamos los ganaderos de la UE llegará en condiciones favorables si se sustancia el tratado UE – Mercosur, cuestionado hace días por Macron ante la creciente deforestación del Amazonas en el Brasil de Bolsonaro. Y si China deja de comprar soja a EE.UU. habrá sin duda alteraciones importantes en los flujos del comercio mundial de soja.

Recordemos que la soja de EE.UU. no está disponible para la UE por ser de origen transgénico – las autorizaciones de uso tardan años y obligan a comprar en otros orígenes esta materia prima -. Quizá estos problemas se solventen en un futuro en el que comamos carne artificial – evitando así el cambio climático, según dicen -. Siempre que no se fabrique con soja, claro…

 

María del Mar Fernández Poza
Directora ASEPRHU

Fuente: Revista SELECCIONES AVICOLAS N#730

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • INPROVO

  • C/ Juan Montalvo, 5, 1º D
  • MADRID
  • Madrid (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario