Comparte

El año nuevo ha empezado en Polonia con la detección de un brote de gripe aviar en granjas de pavos.  Según han informado las autoridades este brote podría comportar el sacrificio de hasta 40.000 aves.

Polonia, el mayor productor de pavos de Europa, según datos de Eurostat, no ha tenido un brote de gripe aviar desde 2017.

Andrzej Danielak, presidente de la Asociación Polaca de Criadores y Productores de Aves, dijo que tres granjas podrían verse afectadas, con hasta 350.000 aves en riesgo en una radio de tres kilómetros.

«Los servicios veterinarios están aplicando los protocolos de erradicación del virus previstos para estas situaciones», han declarado las autoridades en un comunicado con fecha martes 31 diciembre.

El virus detectado era el subtipo H5N8 altamente patógeno y que también puede afectar a personas.

Las autoridades han informado que se está haciendo un seguimiento estricto y se ha procedido al aislamiento sanitario total de la zona, con incluso bloqueo de carreteras locales por parte de la policía.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario