Comparte

Promueven la certificación en Bioseguridad de granjas avícolas en Baja California, México.

Con la finalidad de prevenir y evitar la entrada de agentes patógenos que puedan afectar la avicultura de Baja California, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural a través de Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (SENASICA) promueve la certificación de las Medidas Mínimas de Bioseguridad (MMB) en las granjas avícolas tecnificadas del Estado.

 

Juan Manuel Martínez Núñez, encargado del Despacho de la Representación Estatal, informó que aunque Baja California, actualmente es un estado reconocido como libre de las enfermedades Influenza Aviar y Newcastle, es necesario que los productores adopten las medidas de bioseguridad que están diseñadas para prevenir y evitar la entrada de agentes patógenos que puedan afectar  la sanidad, el bienestar y los rendimientos zootécnicos de las aves.

En este sentido, precisó las granjas avícolas tecnificadas deben cumplir con la certificación en MMB, de conformidad con el Acuerdo por el que se da a conocer la campaña y las medidas zoosanitarias que deberán aplicarse para el diagnóstico, prevención, control y erradicación de la Influenza Aviar Notificable (Artículo 43 y 44), de acuerdo a lo informado por la coordinadora Estatal de CPA-SENASICA en Baja California, la M.C. Ana Téllez Pérez.

 

Aclaró que dichas Medidas Mínimas de Bioseguridad, contemplan los siguientes puntos:

  • la realización de Programas continuos y documentados de educación y capacitación sanitaria a los trabajadores de las Unidades de Producción Tecnificada (UPT);
  • Prohibir la entrada de personas ajenas a las Unidades de Producción Tecnificadas;
  • Instalar un cerco perimetral con puerta que delimite y controle el acceso a la misma;
  • contar con bitácoras de ingreso de personas y de vehículos a las instalaciones y
  • establecer el sistema de desinfección de vehículos.
  • instalar un módulo sanitario;
  • Instalar mallas o dispositivos que impidan el acceso de aves silvestres o fauna nociva al interior de las casetas;
  • Contar con bodegas para equipo, materiales, biológicos, farmacéuticos y silos de alimento;
  • Asegurar fuentes de abastecimiento de agua;
  • Incinerar, enterrar sanitariamente o procesar mediante composta, la mortalidad;
  • No reutilizar la cama;
  • Movilizar la pollinaza y gallinaza en vehículos cubiertos o encostalada;
  • Contar con un programa y bitácora de limpieza, lavado y desinfección de la UPT;
  • Usar desinfectantes y sanitizantes y
  • contar con un programa activo de control de fauna nociva.

 

El Ing. Juan Manuel Martínez, expreso con beneplácito la disposición que han mostrado las Unidades de Producción en la Entidad, para adoptar estas medidas que, en el corto, mediano y largo plazo, seguirán permitiendo el desarrollo de la avicultura regional.

Finalmente, señaló que en Baja California existen 15 granjas avícolas tecnificadas, distribuidas en los diferentes municipios del Estado.

 

Para saber más:

-. Bioseguridad en Avicultura.Com

-. La Influenza Aviar en Avicultura.Com

-. La enfermedad de Newscastle en Avicultura.Com

-. La avicultura mexicana en Avicultura.Com

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario