Comparte

El calor de la época estival no sólo afecta al hombre, sino también a la avicultura, que en esta época ve cómo las gallinas ponen menos huevos y de menor gramaje, a la vez que los pollos para carne mueren por asfixia dentro de las explotaciones.
———————————————–

El calor de la época estival no sólo afecta al hombre, sino también a la avicultura, que en esta época ve cómo las gallinas ponen menos huevos y de menor gramaje, a la vez que los pollos para carne mueren por asfixia dentro de las explotaciones.

Aunque el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Pollo, Federico Félix, aseguró que las bajas que se han dado en granjas de pollos «no van a afectar los precios ni al mercado», puesto que representan el uno por ciento de la producción total en España, lo cierto es que provoca la psicosis entre los avicultores , que quieren deshacerse de los pollos más pesados.
Este puede ser el único argumento para justificar las cotizaciones del broiler que, pese a que hay poco número de animales en campo, el consumo empiece a despegar por el turismo veraniego y
las empresas exporten algunas partidas a Italia, se han mantenido a la expectativa de lo que ocurra la primera semana de julio.

Los más optimistas creen que a principios de julio los precios irán algo al alza, pero el resto prevé la posibilidad de que se repita la cotización hasta que se aclare algo más la situación de
la oferta.

Las cotizaciones de la docena de huevos de gramaje «XL» y «L», fijados en la lonja de Bellpuig (Lleida), han subido dos y cuatro pesetas respectivamente, mientras que en el resto de lonjas se han mantenido los precios, aunque hay previsiones de alzas a corto plazo.
La demanda de huevos de mayor gramaje se mantiene, mientras que la oferta se reduce debido a que el calor provoca que la gallina de puesta produzca menos y huevos más pequeños, sin embargo, el sector sigue «quejándose» de un mal año de precios debido al aumento de producción que se puede cifrar en un seis por ciento con respecto al año pasado.

Sin embargo, aunque el mayor gramaje siga subiendo esto no es suficiente para los productores, puesto que los huevos de más de 73 gramos sólo representan el diez por ciento de la producción total.
Según estas fuentes «lo ideal» es que España cuente con 36 millones de gallinas de puesta, pero en este momento hay más de 41 millones de gallinas, ya que los productores, tras un año bueno,
como fue el 2000, invierten en poner más animales en sus granjas

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario