Comparte

Rentabilidad de la energía solar para una granja avícola

 

¿Estás pensando en fórmulas para reducir el gasto en luz en tu granja de pollos o de puesta? .

Habiendo pasado a la historia ya las incertidumbres legislativas,  toda granja avícola sea del tamaño que sea, ya puede beneficiarse de una sustancial reducción en costes energéticos de alto retorno e inmediatez gracias a la energía solar.

 

El autoconsumo de energía solar es una opción perfecta para el sector avícola.

 

El gran consumo eléctrico que genera la iluminación de las granjas, además de la climatización, provoca un enorme gasto en luz todos los meses.

Las granjas avícolas tienen unas necesidades energéticas especiales respecto a otras industrias debido a las condiciones de iluminación y de calidad del aire que se deben mantener para la vida de los animales. Según la situación geográfica de la granja el reto será mantener a raya los cambios de temperatura y de humedad, manteniéndolas estables para no disparar el gasto en climatización y, por consiguiente, en luz.

En España contamos con una energía gratuita y muy potente que podría ayudarnos a reducir el gasto energético todos los meses y que tenemos a nuestra entera disposición: la energía solar. Las instalaciones de placas solares fotovoltaicas han bajado de precio hasta un 90% y no tienen nada que ver con las primeras que comenzaron a instalarse a principios del 2000, además de que ya no está en vigor el llamado “Impuesto al Sol”.

Las placas solares tienen la capacidad de captar la radiación solar y transformarla en energía que podamos usar para poner en marcha todos los aparatos eléctricos. La energía solar fotovoltaica es perfecta para aprovechar los márgenes estrechos que tiene la ganadería avícola, reduciendo el coste en luz y aumentando los beneficios.

Un aspecto importante a la hora de plantear una instalación fotovoltaica es hacerlo con una empresa de confianza y con experiencia en el sector. Solats Energía Solar es una ingeniería especializada en fotovoltaica con amplia experiencia en instalaciones en industria de alimentación y en granjas avícolas.

 

 

La clave para elegir la empresa de energía fotovoltaica para una granja avícola está en selecionar la que nos ofrezca la ingeniería más adecuda y a medida en base nuestras necesidades.

¿Cómo se plantea el tamaño de una instalación de placas solares?

El equipo de ingenieros de Solats estudia el consumo que la granja tiene durante un año y su situación geográfica para medir la radiación que recibe. Gracias a estos datos el equipo de ingeniería puede dimensionar la instalación más favorable para la granja y realizar un presupuesto con los componentes necesarios.

Las placas solares pueden colocarse en coplanar (pegadas a la cubierta de la granja) o con una estructura inclinada. Dependerá de la orientación de la cubierta y del estudio de consumo de la propia granja. Tanto una opción como la otra permiten aprovechar la energía solar al máximo.

 

¿Cuántas placas podrían hacerme falta para nutrir de energía mi granja?

Pongamos un ejemplo real de una granja de engorde, por ejemplo, con un consumo de 58.000 kWh al año. Una instalación de 30kWp le genera alrededor de 45.000 kWh/año para autoconsumir, por lo que la necesidad de utilizar energía de la red baja considerablemente y con ello la factura de la luz.

Elegir una ingeniería fotovoltaica con experiencia en el sector es fundamental para obtener una instalación 100% fiable y de calidad.

 

 

¿Cómo calculamos el ahorro que nos puede generar una instalación de placas solares fotovoltaicas?

Teniendo en cuenta el precio del kWh que nos cobra la compañía eléctrica. Por ejemplo, si la compañía nos cobra el kWh a 0,11€ según los cálculos la instalación nos ahorraría en 30 años 252.000€, con un ahorro mensual aproximado de 460€. Las instalaciones se realizan siempre de forma personalizada para cada granja, por lo que el ahorro y el pago de la instalación se ajustan a la perfección. En Solats se busca que la cuota de renting a pagar se adecúe al ahorro mensual, de forma que el cliente prácticamente no lo note.

Los paneles solares que instalan en Solats tienen una garantía de 25 años y una vida útil de más de 30 años. Esto no quiere decir que dejen de funcionar a los 30 años sino que a partir de ese momento su capacidad para generar energía desciende un 5% cada 5 años. La energía solar es, por tanto, una inversión tanto de presente como de futuro. No sólo nos ayuda a ahorrar todos los meses en la factura de la luz sino que a largo plazo tiene una rentabilidad superior al 600%.

En Solats se realiza cada estudio de forma gratuita y totalmente personalizada y sin compromiso. De esta forma todas las empresas pueden comprobar de primera mano cuál podría ser el ahorro a conseguir con una instalación fotovoltaica. Únete a la energía solar, ¡la energía más limpia, rentable y potente que existe!

 

Fuente: SOLATS ENERGÍA FOTOVOLTAICA

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario