Comparte

A fines del pasado diciembre una reunión del Comité Permanente de Plantas, Alimentos, Animales y Piensos de la UE en la que se debatió el uso de formaldehído como aditivo en alimentación animal terminó sin acuerdo, dando lugar a una noticia que luego, algunos medios han dado a conocer pero de forma incorrecta.

 

Para aclarar el tema, puestos al habla SELECCIONES AVÍCOLAS con las Administraciones pertinentes –Consejería de Agricultura de la Generalitat de Cataluña y Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente-, desde este último se nos ha aclarado lo siguiente:

1º. A partir del 31 de diciembre del 2015 no se podrán utilizar productos biocidas del tipo 20 –formaldehído– en piensos.

2º. Sin embargo, al no haberse alcanzado un acuerdo en el citado Comité de la UE sobre las condiciones de uso del formaldehído en piensos, siguen siendo de aplicación las medidas transitorias previstas en el artículo 10 del Reglamento (CE) n° 1831/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los aditivos en alimentación animal -Estatuto de los productos existentes-, para su empleo como conservante en piensos para cerdos, de acuerdo con las disposiciones de la Directiva 85/429/CEE y como aditivo de ensilado.

3º. Aparte de este uso en los citados tipos de piensos, el formaldehído sigue estando autorizado como producto biocida (*) de tipo 3, como desinfectante en instalaciones ganaderas, aun reconociéndose que puede ser peligroso para el ser humano, por irritación ocular y en las vías respiratorias, además de unos posibles efectos cancerígenos ante una exposición prolongada.

Por consiguiente, nada hay en contra de seguir utilizando este producto, entre otros usos, para la fumigación de los huevos en las plantas de incubación, tomando las precauciones pertinentes ya conocidas. •

Formaldehido en avicultura

(*) Aun no estando reconocido el término de “biocida” por la Real Academia Española de la Lengua, una de las varias definiciones que hemos encontrado es la siguiente: “Sustancia que, introducida en el medio ambiente, destruye formas de vida no deseadas”.

 

Fuente: Revista SELECCIONES AVICOLAS enero 2016

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario