Comparte

La Comisión Europea (CE) instó
el 8 de enero a los productores de huevos a que sustituyan cuanto antes las
jaulas convencionales por otras formas alternativas de estabulación,
con el fin de mejorar el bienestar de esos animales. La comunicación
del mantenimiento de la inminente prohibición
del sistema en 2012 vino acompañada del correspondiente informe.
———————————————–

La Comisión Europea (CE) instó
el 8 de enero a los productores de huevos a que sustituyan cuanto antes las
jaulas convencionales por otras formas alternativas de estabulación,
con el fin de mejorar el bienestar de esos animales. La comunicación
del mantenimiento de la inminente prohibición
del sistema en 2012 vino acompañada del correspondiente informe.

Entre los métodos alternativos se proponen la cría al aire libre
(chocando con las medidas especiales para evitar la difusión de la gripe
aviar), los aseladeros o las nuevas jaulas enriquecidas. Según las declaraciones
del comisario europeo de Sanidad, Markos Kyprianou, «el informe prueba
que hay un apoyo económico y científico para la prohibición
de las jaulas convencionales; mantenemos el plazo de 2012 para prohibirlas porque
no hay razón para atrasarlo».

El estudio indica que sustituir las jaulas convencionales por otras que ofrecen
mejores condiciones a las gallinas sería inferior a un céntimo
por huevo, y que los estándares de bienestar animal serían «un
valor añadido» para la comercialización a la hora de competir
con los de otros países. Así que siguen en pie las intenciones
aprobadas en 1999.
Las jaulas que se permitirán a partir de la mentada fecha deben ofrecer
un espacio de al menos 750 cm2 por gallina y contener un nido, palos o ganchos
especiales. La CE considera que los ganaderos y productores de huevos han tenido
un plazo de transición largo y que todos los países deben acelerar
sus esfuerzos para retirar las jaulas convencionales en batería.

La publicación del informe coincide con el anuncio,
en Londres, por parte de los principales supermercados británicos, sobre
su intención de dejar de vender huevos de gallinas criadas en baterías
ante la creciente preocupación de los consumidores por las condiciones
en que viven actualmente millones de animales de granja. Bruselas ha recordado
que encuestas recientes del Eurobarómetro mostraron que un número
cada vez más alto de consumidores estaría dispuesto a pagar más
por huevos de gallinas que han sido criadas en buenas condiciones.

EFE

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario