Comparte

Tyson Foods y la Universidad de Auburn llegan a un acuerdo para montar una granja piloto comercial normal con energía fotovoltaica y autosuficiente.  La granja estará formada por dos naves, de 36.000 pollos cada una, e idénticas en todo excepto que una estará conectada a la red eléctrica y la otra será totalmente autosuficiente con energía fotovoltaica.  El objetivo es evaluar costes y rendimientos de los pollos.

 

El mayor productor de pollos del mundo, Tyson Foods, junto a la Universidad de Auburn se han asociado en un proyecto de investigación que estudia el uso de la energía solar en comparación con el uso de electricidad procedente de la red eléctrica en una granja avícola normal.

El Centro Nacional de Tecnología Avícola de la Universidad de Auburn (NPTC, por sus siglas en inglés), líder en alojamiento de aves de corral y tecnologías asociadas durante más de una década, y Tyson Foods Inc. han abierto una granja de pollos de gran tamaño y que opera únicamente con energía solar y completamente fuera de la red. La nave o galpón, de 16×150 mts, está ubicada en el condado de Cullman, Alabama, y ​​tiene capacidad para 36.000 pollos de engorde.

 

Esta nave será uno de los dos galpones idénticos en la granja de Tim y Selena Butts, donde se criarán pollos de engorde de 2,5 kgs.  De estas dos naves, una operará de manera tradicional, conectada a la red, y la otra será operada exclusivamente por energía solar, también conocida como Stand-Alone Solar for Poultry (SASP).

De esta manera se podrán comparar de manera científica y rigurosa mismos momentos del año con misma genética y manejo, con el objetivo de sacar datos objetivos no ya solo de costes energéticos sino de los resultados zootécnicos con la energía tradicional o operando exclusivamente con fotovoltaica.

«El NPTC de la Universidad de Auburn trabajará en estrecha colaboración con Tyson Foods y Southern Solar Systems para proporcionar liderazgo en la aplicación de la tecnología de energía solar a las granjas de producción de pollos de engorde», dijo Paul Patterson, decano de la Facultad de Agricultura de Auburn.

«La investigación proporcionará información nueva e importante sobre cómo la tecnología de energía solar puede mejorar la sostenibilidad ambiental y los beneficios para los avicultores».

 

 

La potencia de la nave autosuficiente procederá tres componentes:

  • las propias placas solares,
  • un conjunto de baterías y
  • un generador.

Los investigadores compararán “in situ” su uso de energía regularmente con el funcionamiento normal de la nave clónica ubicada al lado durante un ciclo de 12 meses. Los datos y los conocimientos que se desprenden de este proyecto serán un próximo paso importante en la identificación de prácticas sostenibles y nuevas formas de energía para la industria avícola en general.

«En última instancia, este proyecto nos permitirá identificar cómo las granjas avícolas con energía solar, como refuerzo o autosuficientes, podrían mejorar la rentabilidad de los avicultores y aumentar la eficiencia de la industria avícola», dijo Chip Miller, vicepresidente de operaciones de avicultura de Tyson Foods. «A través de nuestra asociación con el NPTC de la Universidad de Auburn, estamos creando un modelo para el futuro de la industria, uno que es más sostenible y aporta un valor crítico y perspectivas, que anteriormente no estaban disponibles, para los avicultores».

 

«La combinación de energía solar y baterías junto con otras tecnologías están convirtiendo la energía en corriente alterna (CA) utilizable que es idéntica a la red eléctrica», dijo Dennis Brothers, especialista en extensión de NPTC. “La electricidad impulsa todas las funciones en los criaderos y es el mayor costo variable para los criadores de aves. Creemos que este nuevo sistema puede reducir los costos para los avicultores al tiempo que aumenta la eficiencia”

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario