Comparte

Cientos de cunicultores provenientes de diferentes puntos del país se concentraron la mañana del 27 de julio a las puertas de la empresa Grupo Hermi, en Valladolid, para reclamarle que deje de manipular el mercado. Denuncian que la empresa utiliza la lonja de Madrid, que consideran que actúa a las órdenes de Grupo Hermi, para imponer los precios de este producto “a su antojo”, lo que perjudica gravemente a los productores independientes.

Cunicultores manifestándose en la puerta de la empresa Grupo Hermi (foto: http://www.upa.es/)

Cunicultores manifestándose en la puerta de la empresa Grupo Hermi (foto: http://www.upa.es/)

Y es que el sector se encuentra en un momento crítico a causa de los precios de la carne de conejo que, según dicen los cunicultores, la compañía impone a su antojo. Hasta 2013 los beneficios eran escasos, pero desde 2014 en adelante han sido pérdidas enormes, ya que se les ha pagado el kilo de carne de conejo a 1,65 euros (que incluso llegó a bajar hasta 1,3), muy por debajo del 1,8 que cuesta producirlo, lo que supone que los productores llevan más de dos años cobrando su producto a pérdidas. Y como Hermi tiene el monopolio de facto en los mataderos de conejos, no hay otra alternativa donde acudir a vender la carne de lagomorfo.

Otro motivo por el que los manifestantes han cargado contra Grupo Hermi es porque, según afirman, dirige “de forma perversa” la Organización Interprofesional lntercun. La labor de ésta entidad debería ser la de fomentar el consumo de carne de conejo, pero los cunicultores denuncian que está aprovechándose de los fondos que pagan entre todos para su beneficio propio. Y es que, según afirman los ganaderos, el presidente de Intercun es el mismo que representa a la Lonja de Madrid y está asociado a las empresas del Grupo Hermi.

Es por eso que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha exigido al Grupo Hermi que devuelva el dinero que ha dejado de pagar con la manipulación de los precios de la carne de conejo, que ha supuesto unas pérdidas para el sector superiores al 23% de la facturación global. Tambien reclaman la renuncia de su colaborador en la Lonja de Madrid y la renuncia de su colaborador en la presidencia de lntercun para acabar con la presencia del grupo entodos los actores que rigen el mercado y la promoción de carne de conejo en España.

A continuación adjuntamos el manifiesto firmado por Senacun, Conacun y las organizaciones ASAJA, COAG y UPA, acompañados por una gran representación de cunicultores y cunicultoras de toda España:

 

La situación de los cunicultores en España es totalmente insostenible. Desde 2008 hasta 2013 hemos tenido escasos o nulos beneficios, y desde 2014 hemos sufrido grandes pérdidas, provocadas por los precios ruinosos del conejo en granja, que se configuran en la llamada Lonja de Madrid.

La empresa Hermi (que viene de Hermanos Miguel) ha conseguido lo que ya vaticinó hace unos años: «controlar a todo este sector y demostrar de lo que son capaces». Pues bien, ya hemos visto y sentido en carnes propias de lo que son capaces. Son capaces de hundir el sector, por su afán de control y monopolio.

Los precios de la carne de conejo están contaminados por esta Lonja de Madrid y más conocida como “lonja hermi”, que no refleja con transparencia la realidad del mercado nacional, la cual está representada por un asociado de sus empresas y apoyada por una parte de la producción, que está comandada por expertos controladores de lonjas y confederaciones, que actúan en favor de su grupo.

Debemos denunciar y denunciamos el control perverso que están haciendo sobre la interprofesional lntercun, que debería dedicarse a fomentar el consumo de carne de conejo y a mejorar en todas las relaciones de la cadena de valor, pero que está aprovechándose de los fondos que pagamos todos, para su beneficio propio. No en vano el presidente es el mismo individuo que representa a la Lonja de Madrid y asociado de sus empresas

Los cunicultores estamos sufriendo una sangría indescriptible y dantesca, totalmente impensable. Todos estamos en la ruina o al borde de la misma, mientras la empresa Hermi se está enriqueciendo basándose en maniobras aparentemente legales pero a todas luces injustas.

La prepotencia y soberbia de los hermanos Miguel Casado, gente ahora adinerada, demuestra que no son conscientes de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Estos empresarios trazaron un plan para ganar dinero fácil, sin ninguna mira de los perjuicios que provocarían y aprovechándose de la indefensión y desorganización de la producción.

Ahora el sector productor de conejos, gracias a ellos, está llegando a su final y les hacemos saber que todos los perjudicados por sus acciones, hemos agotado todos nuestros recursos y paciencia.

No podemos permitir que nos dobleguen, está en juego el futuro de nuestras familias.

Por todo ello, exigimos a la empresa Hermi lo siguiente:

  • Que devuelvan el dinero que han dejado de pagar y que han conseguido junto con los mataderos colaboradores, en base a las grandes pérdidas de todo el sector, superiores al 23% de la facturación global.
  • La renuncia de su colaborador en la Lonja de Madrid
  • La renuncia de su colaborador en la presidencia de lntercun

Eso para empezar. Es lo justo. Es imprescindible para evitar la quiebra total de los cunicultores y el cierre de la mayoría de granjas independientes.

La inmensa mayoría de nosotros, tenemos que pagar créditos en vías de ejecución, para evitar que nos desahucien y solucionar las vidas de familias que hoy están destrozadas. Devuelvan cada céntimo que han hecho perder a la producción, en base a su ambición desmedida y con pactos con la gran distribución como cooperadores necesarios de esta situación de mercado, y también con otros mataderos con los que han llegado a acuerdos colaterales.

No podemos seguir vendiendo por debajo de lo que nos cuesta producir. No es justo que una empresa manipule el mercado a su antojo sin importarle a quién se lleve por delante. No es lógico que el Ministerio de Agricultura mire para otro lado y no haga nada para ayudarnos. Es indignante que la Comisión Nacional de la Competencia nos diga que no podemos formar organizaciones de productores, que eso perjudicaría al consumidor. Mentira. Precisamente un mercado híper-controlado como el que está consiguiendo Hermi es lo que más perjudica al consumidor.

Han pactado precios, han manipulado las lonjas, han llegado a acuerdos secretos. Y nosotros preguntamos a Competencia: ¿Qué tienen que decir ante eso? Exigimos que actúen contra estos abusos que desprecian todas las leyes que precisamente dicen defender.

Cunicultores, debemos estar unidos y no desfallecer ante los ataques de aquellos que nos quieren destruir. Queremos vivir de nuestro trabajo y no nos van a echar de nuestras casas y de nuestras granjas. Que les quede muy claro.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario