Comparte

Colombia:

  • La demanda de pollo ha caído por la afectación del Covid-19 en la venta callejera y cierre ciudades
  • En las últimas semanas de aislamiento el consumo de pollo ha caído entre un 35% y un 50%.
  • El consumo per cápita ha pasado de 3 kilos a un rango entre 1,5 kilos y 2 kilos al mes según cálculos hechos por la Federación Nacional de Avicultores de Colombia

Las medidas de cuarentena que ha tenido que aplicar el Gobierno de Colombia , además de las consecuencias en el sector avícola de la devaluación del peso frente al dólar , están ocasionando problemas en el sector agroganadero colombiano, siendo la avicultura de carne uno de las producciones animales más afectadas.

 

La caída del consumo de comida en la calle

Las pérdidas de las ventas en el sector son generadas en gran parte, por el cierre de restaurantes y asaderos. Tal como ha informado en sus últimos informes de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi),  el cierre de las ciudades ha reducido la demanda entre 35% y 50%. “Se estima que, en el momento actual, el consumo per cápita pase de 3 kilos a un rango entre 1,5 Kg y 2 Kg al mes”, explican.

“En todo el país ha habido una caída de los pedidos de pollo, y en el centro de Colombia la situación está muy compleja, aquí el consumo se centraba mucho en fuera del hogar, en restaurantes, y hasta en los típicos corrientazos (puestos de venta de comida en la calle)”, explicó el presidente del gremio, Gonzalo Moreno. El ciclo de producción de los avicultores es de 40 días, entonces a menores pedidos se genera una sobreoferta que se traduce también en caída de los precios.

La carne de pollo es un producto exento de Impuesto al Valor Agregado (IVA), para que este llegue a precios bajos a la población colombiana, que lo consume en un alto porcentaje.

Según Gonzalo Moreno, presidente de Fenavi, “el consumo de pollo fuera de casa es de 290.000 toneladas al año que es casi el 28% del total anual, de los cuales el 15% tiene domicilios“.

“No tenemos flujo de caja para pagar nómina y alimentar aves”

Además, señalan que otro factor es el caso de los hogares vulnerables que no tienen la capacidad económica de comprarlo o adquirir una nevera para refrigerarlo. Por eso, la mayoría están comprando opciones más baratas como productos enlatados, fríjoles y lentejas.

Hay un represamiento en los inventarios y ya no tenemos más capacidad de frío para almacenar“, señaló el presidente de Fenavi.

Sin embargo, esos no son los únicos factores que están influyendo en la caída del consumo del producto, el incremento del dolar ha ocasionado el aumento en la mayor parte de sus costos.

La devaluación del peso colombiano, un agravante

Se suma la preocupación de que la avicultura colombiana importa más del 70% de sus insumos, por lo que una tasa de cambio por encima de $ 4.000 presiona, y más ahora que las planificaciones de cambio para 2020 preveían un dólar a $3.300.

Está por ver en cuanto esta disminución temporal del consumo de pollo en Colombia afectará a la curva creciente de consumo de pollo que ha tenido Colombia en los últimos años.

 

Para saber más:

-. Noticias sobre la avicultura en Colombia publicadas en Avicultura.Com

 

Cada colombiano ha consumido en 2019 36 kilos de pollo y 303 huevos.

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario