Comparte

La Guardia Civil ha desarticulado un matadero ilegal situado en una explotación avícola de un pequeño municipio cerca de Lorca (Murcia). En él se vendían tanto huevos como pollo campero sin licencia ni ningún tipo de garantía o control sanitario.  Se han inmovilizado los 300 pollos que se encontraron en las instalaciones, así como 5.000 huevos que presentaban una higiene deficiente.

Imagen del matadero clandestino de la explotación murciana (Fotografía de la Guardia Civil)

Imagen del matadero clandestino de la explotación murciana (Fotografía de la Guardia Civil)

Al responsable de la granja se le acusa de cometer transgresiones administrativas en sanidad animal a nivel nacional y europeo. Y es que solamente tenía licencia para la cría de pavos, de los que se encontraron 150 en la explotación, además de los ya mencionados 300 pollos. Al no poder acreditar la tenencia de las licencias de sacrificio y venta de pollos y huevos, además de las correspondientes de sanidad e higiene, se ha clausurado la explotación, precintado la maquinaria e inmovilizado las aves.

El matadero ha sido descubierto gracias a las alertas que recibió la Guardia Civil sobre las supuestas prácticas irregulares que se realizaban en la granja. La investigación demostró que se estaba llevando a cabo una venta directa de aves a particulares, una práctica para la que la explotación no estaba autorizada. Esta información se trasmitió a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), que investigaron en profundidad para ver si la actividad llevada a cabo en la granja se correspondía con la licencia de la explotación.

Los agentes vieron cómo se vendía pollo y huevos a particulares, por lo que registraron la propiedad y encontraron un matadero clandestino, donde se procesaba el pollo que se vendía a los particulares que acudían a la granja.

No es la primera vez que ocurren situaciones como esta en la que se llevan a cabo prácticas ilegales en explotaciones avícolas. Los agentes del Seprona intervinieron más de 80.000 huevos por irregularidades en el etiquetaje el pasado julio cerca de Sevilla.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario