Efecto del “aclarado” sobre la introducción del Campylobacter en las naves de broilers

 

Introducción

Siendo el Campylobacter spp. termo tolerante la principal fuente patogénica de las gastroenteritis humanas, las aves domésticas se consideran el principal reservorio de este organismo, responsabilizándose del 50 al 80 % de las infecciones (EFSA, 2018).

Con el fin de estudiar la posible influencia de la práctica del “clareo” en las naves de broilers hemos llevado a cabo un estudio en 10 granjas de broilers de Bélgica y a lo largo de 3 crianzas sucesivas que, en total, representaban la crianza de cerca de 800.000 pollos.

 

Prueba

En cada caso se efectuó un primer muestreo de cada manada inmediatamente antes del aclarado para ver si los pollos estaban libres de Campylobacter, repitiéndose de 5 a 7 días después, poco antes de finalizar la crianza.

Cada muestreo comprendió la toma de 10 deyecciones fecales en 5 puntos diferentes de cada nave, así como el análisis de la suciedad acumulada en las calzas de los operarios. Por otra parte, también se tomaron muestras con esponjitas de los contenedores empleados en el traslado de los pollos después de su captura y las ruedas y la superficie de las carretillas elevadoras empleadas para ello, así como de los guantes y las botas de las personas involucradas en la operación.

Seguidamente, todas las muestras se enviaron a un laboratorio para su análisis, tras su cultivo y confirmación de su positividad por PCR.

Resultados

En los resultados de los análisis la primero que se evidenció es que 9 de las 10 granjas estaban libres de Campylobacter antes de proceder al aclarado, con un 90 % de certeza de que la prevalencia del organismo era de menos del 5 %.

En los análisis efectuados post- aclarado se confirmó que la positividad de los contenedores de los pollos era del 100 % en 4 de las naves analizadas, mientras que en las restantes variaba entre el 33 y el 86%.

En cuanto a los otros lugares, la positividad más elevada se encontró en la superficie de los camiones (en 8 de las 10 naves), en las ruedas de los mismos (en 6 naves) y en las de las carretillas elevadoras (en 5 naves). En cambio, solo en un caso se encontró positividad al Campylobacter en los guantes y en las botas de los operarios.

En el 67 % de los casos de positividad se encontraron idénticas cepas de Campylobacter en el material examinado, lo que confirma el importante riesgo que representa el aclarado en la introducción de este organismo en las naves de pollos, principalmente por la introducción de un material contaminado. Por tanto, se considera que el establecimiento y el cumplimiento de unas medidas de bioseguridad durante esta práctica es esencial para evitar la colonización de este organismo en las manadas.

K. HERTOGS Y COL. POULTRY SCI.,
100: 1076-1082. 2021

 

Para saber más:

¿Cómo podemos actuar en la granja para minimizar el impacto del Campylobacter en las aves? (I)

-. SALUD AVIAR en Avicultura.Com

-. Campylobacter en Avicultura.Com

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta