Comparte

El pasado 7 de junio, los eurodiputados votaron una resolución para pedir a la Comisión Europea que presente propuestas contra las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria, con un resultado de 600 votos a favor, 48 en contra y 24 abstenciones. El objetivo de ésta iniciativa es asegurar ingresos justos a los productores y variedad de elección a los consumidores, además de garantizar relaciones comerciales justas y transparentes entre productores, proveedores y distribuidores. El comercio justo, a su vez, contribuirá a prevenir la sobreproducción y el desperdicio alimentario.

Merkel, EPHasta ahora, los sistemas voluntarios y la autorregulación han demostrado unos “resultados limitados”. Esto se debe a diferentes factores, siendo el primero la falta de aplicación adecuada de dichos sistemas. Otro motivo lo encontramos en los problemas con que se han encontrado los productores, que se han visto obligados en algunos casaos a vender a pérdidas, y a los conflictos que han tenido con otras partes de la cadena alimentaria, que no se han solucionado y que mantienen en estado de “miedo” al proveedor, que depende de terceros para poder vender su producción. Un ejemplo de este miedo lo vemos en las rebajas de los supermercados, que supone una caída aún mayor en el precio que se le paga al agricultor, lo que también perjudica al consumidor, ya que, según afirman los eurodiputados, ambos deben tener la oportunidad de beneficiarse de condiciones de compra y venta justas.

El Parlamento Europeo considera que los sistemas voluntarios existentes hoy en día deben ser adicionales a un mecanismo de aplicación efectiva y sólida, que permita el establecimiento de sanciones disuasorias, así como la presentación de denuncias anónimas y que pide a agricultores europeos a involucrarse en este tipo de iniciativas.
España es uno de los pocos países de la UE que cuentan con una norma propia que trata de corregir estas malas prácticas, aunque es pronto para evaluar su efecto, debido a la reciente publicación del Código de Buenas Prácticas, que es voluntario, y a que la Agencia encargada de su control y cumplimiento (Agencia de Información y Control Alimentarios) está iniciando su andadura.

 

FUENTE: INPROVO

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • INPROVO

  • C/ Juan Montalvo, 5, 1º D
  • MADRID
  • Madrid (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario