La EFSA revisa la supresión clareos y otras opciones para controlar la presencia de Campylobacter en la producción de broilers

El pasado mes de marzo el “EFSA Journal” – la revista de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria – ha publicado un largo documento – 89 páginas – en el que realiza una puesta al día y revisión de las opciones de control del Campylobacvter en las granjas de broilers.

El trabajo es una actualización de un documento de la EFSA de 2011 sobre el Campylobacter, partiendo de una petición de la Comisión Europea del 2018 en la cual ésta solicitaba al Panel de Riesgos Biológicos que revisara las opciones de control de este organismo en las canales de pollos. Con este motivo los expertos de la EFSA han revisado 21 opciones de control y seleccionaron 8 de ellas para examinar y verificar la presencia de Campylobacter en las granjas de broilers. Para ello utilizaron modelos de evaluación de riesgos, así como la reducción de estos en el número de casos de campilobacteriosis atribuibles al consumo de carne de pollo que podría evitarse si se implementara una opción específica en las granjas.

Después de esta opinión, la Comisión introdujo un criterio de higiene del proceso para Campylobacter spp. en las canales de pollos en mataderos en 2018. Si 15 de 50 muestras de canales después de su enfriado tienen recuentos superiores a 1.000 ufc – unidades formadoras de colonias – por gramo, se deben realizar mejoras en la higiene del sacrificio, así como una revisión de los controles del proceso y las mejoras a realizar en las medidas de bioseguridad.

En cuanto a las posibles medidas a aplicar en las granjas de pollos para el control del organismo, el informe de la EFSA las clasifica en el siguiente orden, en base a la importancia que tienen, de acuerdo con la bibliografía científica sobre el tema: vacunación, empleo de aditivos en el pienso o el agua; supresión de “clareos”; contar con personal bien entrenado, empleo de bebederos de agua corriente, adición de desinfectantes al agua de bebida, disponer de una antesala higiénica y otros recursos especiales.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario