Comparte

Nuevos «huevos veganos» con textura, apariencia y sabor que imitan a los huevos tradicionales

Según una noticia del medio digital gastronomiaycia, este año llegarán al mercado “Les Merveillœufs”, unos nuevos “huevos veganos” cuya textura, apariencia y sabor imitan a los huevos tradicionales en todos los sentidos, se presentan con ‘su cáscara’ en un envase similar a los huevos, e incluso se pueden cascar como si se tratase de huevos de gallina y, además, aceptan todo tipo de cocciones.

Les Merveilloeufs es una nueva empresa creada por dos biólogas francesas, aunque, de momento, el producto no está a la venta, ya que el equipo de investigación quiere mejorar la receta antes de ofrecerlo en las tiendas de alimentación. Pero la empresa comenta que tiene la intención de que se comercialicen este mismo año y en cuanto sea posible.

Se desconocen con exactitud los ingredientes utilizados en la elaboración de esta alternativa a los huevos de gallina pues la empresa indica que la receta definitiva no está desarrollada, pero asegura que los ingredientes han sido seleccionados cuidadosamente para que sean saludables, nutritivos y ofrezcan una experiencia organoléptica sorprendente.

La idea de los ‘huevos’ Les Merveillœufs se concibió en 2017 por las biólogas Philippine Soulères y Sheryline Thavisouk, que realizaron una encuesta en la que preguntaron a quienes siguen una dieta vegana, qué es lo que les faltaba en ella, siendo la respuesta mayoritaria de que era un producto similar al huevo.

El primer prototipo de huevo vegano se presentó en un envase elaborado con plástico, opción no válida, lógicamente. Posteriormente se ha estado trabajando en un envase 100 % ecológico que imita a la cáscara de los huevos, por lo que la experiencia en la cocina se mejora considerablemente frente a otras alternativas. Los huevos de Les Merveillœufs se pueden utilizar en múltiples elaboraciones gastronómicas, como el batido, el horneado, la cocción al vapor e incluso fritos.

A nivel nutricional sólo se ha adelantado que contienen menos proteínas, grasas y calorías que los huevos de gallina. En cuanto al sabor, se asegura que imitan bastante bien a los huevos tradicionales, aunque éste es un poco más azufrado, por los ingredientes de los que se componen, a lo que hay que añadir que tienen una yema más amarilla por la misma razón.

Tendremos que esperar a que la empresa anuncie su comercialización para conocer más detalles sobre el mismo.

 

 

En los próximos años veremos sin duda un intento de algunas empresas por pretender ofrecer al consumidor «carne que no es carne», «leche que no es leche» o «huevos que no son huevos». este intento de apropiación de las palabras, que responde a intereses de marketing amparados por la etiqueta de «sostenibilidad» pues …. ¿qué hay más sostenible que el propio huevo, un alimento que «nace con su propio envase»?

 

Para saber más:

La UE veta etiquetar como carne las hamburguesas vegetales

 

¿“Clean meat” o “Fake meat”?

-.

 

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario