Revisando la mortalidad de la primera semana relacionada con el sexo

«¿Por qué mueren tantos pollitos en su primera semana?» Pude escuchar la preocupación en su voz cuando recibí una llamada del director de una planta de incubación de pollitos para carne del sur de Brasil. Era un invierno frío, pues incluso en este país la temperatura puede bajar por debajo de 10 °C y él estaba recibiendo informes de un 3 al 5 % de pollitos muriendo en su primera semana, aunque en algunos casos hasta el 10 %.

Deseando llegar al fondo de esta alarmante alta mortalidad en la primera semana, fui a visitar la planta, donde vi que no había relación entre las incubadoras y la manadas o líneas de los reproductores. Más extraño aún: machos o hembras morían, pero no ambos sexos procedentes del mismo día de nacimiento. Naturalmente, mi primera reacción fue que algo podría salir mal después de que los pollitos hubieran sido sexados. ¿O tal vez el problema era el transporte? Pero el director de la planta me dijo que también lo habían revisado y que no podían encontrar ninguna correlación.

Después de rastrear y rastrear todos los procedimientos de manejo de los pollitos después de su sexado, nos dimos cuenta de que los peores casos fueron cuando el nacimiento había sido el viernes, pero no fueron entregados hasta el sábado, por lo que pasaron la noche en la planta. Pero los registros de la sala de entrega de pollitos no mostraron nada inusual: la temperatura y la humedad estaban bien.

Era hora de echar un vistazo dentro de la sala de entrega de pollitos. Una vez más, la hoja de registro mostró unos datos de un ambiente normal. Pero… cuando me paré cerca de la pared por donde entraba el aire en la sala, pude sentir el frío en mis brazos desnudos. Los pollitos de ese lado estaban acurrucados en sus cajas. La medición de su temperatura rectal – entre 38 y 39 oc – confirmó que padecían hipotermia. La temperatura alrededor de estas cajas, que contenían pollitos machos, era de solo 19 °C.

Las hembras de la misma manada habían sido colocadas en el centro de la habitación. Su temperaura rectal era normal – 40 – 41 C – y la temperatura alrededor de sus cajas era de 25 °C. Claramente, los dos sexos habían sido colocados en condiciones muy diferentes durante el tiempo de espera para su transporte, y esta vez fueron los machitos los desafortunados.

 

 

El sensor para mantener la temperatura a 25 °C estaba ubicado en el centro de la habitación. A medida que se va llenando la sala de reparto se necesita más y más enfriamiento y la habitación se estaba enfriando demasiado por el lugar en donde entraba el aire. De hecho, el aire frío ingresaba directamente sobre las cajas de pollitos cerca de las entradas de aire.

  • Montamos una prueba improvisada utilizando embudos de cartón para dirigir el aire frío hacia arriba, evitando el flujo directo de aire sobre los pollitos. Unas horas más tarde, cuando medimos la temperatura del aire alrededor de las cajas de pollitos cerca de la entrada de aire, las condiciones mejoraron, lo que fue confirmado por las temperaturas rectales más normales de los pollitos.
  • Posteriormente, el director de la planta de incubación ha ideado una solución más permanente: instalar unas pantallas de aire de aluminio. E incluso en invierno no ha habido más quejas de pollitos que mueren a causa del frío.

 

 

Hemos aprendido algunas lecciones valiosas de esta historia. Es importante verificar la temperatura en diferentes partes de la sala de entrega de los pollitos y que estos pollitos no deben exponerse a corrientes de aire frío. Si es necesario, dirigir el aire de entrada hacia arriba, lejos de los pollitos, para que se caliente primero. No vale la pena destruir todo el esfuerzo que se ha dedicado a la incubación mediante un manejo descuidado de los pollitos recién nacidos

LENISE I. DE SOUZA
Pas Reform Academy, 20-5-2020

 

Para saber más:

-. INCUBACIÓN en Avicultura.Com

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

Etiquetas:

Deja una respuesta