Rusia destruye la industria avícola de Ucrania

Las compañías avícolas de Ucrania informan de importantes pérdidas causadas por la salvaje invasión rusa y los ataques directos tanto a las propias granjas, como a las instalaciones de procesado, fábricas de piensos y cortes de los suministros por carreteras.

El mayor productor de huevos de Ucrania, Avangard, ha informado que la agresión rusa ha causado pérdidas significativas en la capacidad productiva, con muy importantes granjas avícolas cerradas, a punto de cerrar, con la producción muy disminuida por falta de pienso o con dificultades para poder distribuir los huevos o la carne.

 

En otras franjas, las aves se han muerto directamente por inanición ante la imposibilidad de alimentarlas.  Hasta la fecha, las pérdidas fiscales totales que sufrió la compañía Avangard han alcanzado los 1.500 millones de grivnas (US$ 51 millones), siendo mucho mayores pues está afectando a la totalidad de la industria avícola ucraniana.

 

Donación de aves en la granja avícola Vaslkiv, Ucrania, con la ayuda de la Cruz Roja y bajo protección armada. Foto de Vasyatka1

Casi todas las aves masacradas

«En particular, el grupo productor de huevos más grande de Europa, Chornobayivska en la región de Kherson, ha perdido la capacidad de alimentar a las aves, transportar al personal a las granjas y enviar productos fuera de las granjas debido a la acción militar de la Federación Rusa, que amenaza con matar a decenas de miles de aves y engendrar un desastre ambiental al no poderse deshacer de los cadáveres», dijo Avangard.

En otros casos, las granjas aún tienen stock de pienso, pero han sido completamente desconectadas de la red eléctrica, imposibilitando la operativa diaria pues eran granjas modernas muy automatizadas.  Ante esta tesitura importantes empresas avícolas han regalado huevos, pollos o carne avícola que estaba procesada a la población ucraniana en medio de los fuertes bombardeos, pero la mayor parte de las aves han muerto o se han sacrificado ya que era imposible continuar alimentándolas. Solamente en el caso de la empresa Chornobayivska las perdidas hasta la fecha ya superan el millón de gallinas.

A corto plazo otros 3 millones de gallinas morirán sin la capacidad de deshacerse de sus cadáveres de una manera ambientalmente sostenible. En un futuro cercano, otras empresas cruciales de la compañía, como la explotación de ponedoras en la villa de Makariv y la de Brovary en la región de Kiev, también pueden encontrarse en una situación análoga», dijo Avangard.

El paro forzoso provocado por el ejercito ruso está afectando no ya solo a unas exportaciones de huevo y pollo que eran muy significativas, sino al desabastecimiento de estos productos cruciales en toda Ucrania.

 

Donaciones de huevos

De hecho, en circunstancias difíciles similares, Avangard está ayudando a la población y a las fuerzas armadas ucranianas. Desde el inicio de la agresión rusa en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Avangard ha otorgado cientos de miles de huevos de su propio producto de forma gratuita a los protectores de Ucrania. La compañía también está dando energía y otros activos, incluidas camionetas, mientras los trabajadores de Avangard defienden su patria como miembros de las fuerzas fortificadas ucranianas», dijo la compañía.

 

Los almacenamientos de alimentos se convierten en objetivos

El mayor productor de carne de pollo de Ucrania, MHP, dijo que la compañía sufrió pérdidas de 230 millones de hryvnias (US $ 8 millones) como resultado del bombardeo ruso del mayor almacén de alimentos congelados en Ucrania en la villa de Kvitneve en la región de Kiev. Además de MHP, las grandes cadenas minoristas también utilizaban este almacén.

Este no es el primer almacén de alimentos cerca de Kiev destruido por los ocupantes durante los días. El ejército ruso está atacando deliberadamente la seguridad alimentaria de Ucrania.

 

 

Ganaderos y agricultores, personal esencial

La movilización decretada por el Gobierno de Ucrania obliga a todos los hombres entre 18 y 60 años a incorporarse al Ejército, o a estar disponible, con muy pocas excepciones, y una de estas excepciones son los agricultores y ganaderos a los que ha eximido de la obligación de presentarse a filas ya que ni puede dejarse de plantar las próximas cosechas ni pueden dejarse las granjas todavía en funcionamiento sin los avicultores y granjeros que realmente saben cómo van.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario