Comparte

Con la llegada del turismo en verano se espera que el consumo de pollo asado se dispare, creciendo entre un 10 y un 15% entre mediados de julio y finales de septiembre. Este aumento se da especialmente en las zonas costeras del Mediterráneo y del sur del Atlántico, donde hay una mayor concentración de turistas, que son unos grandes consumidores de éste producto.

pollo-asado-consumo-aumentoAsí lo ha afirmado en declaraciones a Efeagro el director general de Propollo, Ángel Martín, que también ha destacado que es en verano cuando más aumenta el consumo de pollo en España, especialmente asado y combinado con ensaladas.

Y es que dicho también a nivel nacional podemos ver un aumento en el consumo de pollo. En los hogares españoles se come más pollo en verano, fundamentalmente asado, en filetes a la plancha, para ensaladas o alas fritas. Esto se debe también al hecho que el pollo se vincula cada vez más con la dieta española.

El pollo que se consume en verano es más pequeño en comparación con las aves del resto del año porque los animales comen menos y beben más agua, lo que hace que el animal sea más pequeño, lo que permite voltearlo fácilmente en los asadores.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario