Comparte

Habiendo superado ya las postrimerías del año, una época de elevado consumo de carnes, entre las que las de ave ocupan un lugar muy especial, diversas circunstancias hacen que nos ocupemos de ello de forma especial. Ante todo, un gráfico y unas breves cifras nos ilustran sobre el consumo mundial de carne y, en especial, de la de ave.

De estos datos, sin entretenernos en otras consideraciones, hay un hecho que se deduce fácilmente: el tremendo auge que ha habido en el consumo de carne de ave – pollo y pavo, conjuntamente – que, actualmente ocupa ya un primer puesto indiscutible en este ranking.

Sin embargo, aunque por un lado nos alegremos de ello, no podemos dejar de recordar las sombras que se proyectan, en general, sobre el consumo de carnes, aunque las de ave se han ido librando, hasta ahora, del furibundo ataque de algunos grupos de presión – ecologistas, vegetarianos y veganos, etc. –. .

Por otra parte, el artículo de Grasshorn, publicado en noviembre 2019 en Selecciones Avícolas, ya nos ilustraba sobre el efecto de algunos nuevos hábitos de consumo de la sociedad en general, coincidiendo casi con el fondo de los temas tratados en un reciente Forum Cárnico celebrado en Girona: la irrupción de las “carnes cultivadas” – por no emplear el aborrecible calificativo de “limpias” – en los mercados mundiales.

Y aunque, de momento, aun no se haya inventado un sustitutivo para un solomillo o un entrecot de vacuno, las hamburguesas, las salchichas y otras varias proteínas cultivadas ya se hallan entre nosotros, algunas de ellas totalmente “incomibles” – en palabras de quienes las han probado -. Y las expectativas de ventas de las empresas que las producen son crecientes…. de igual forma que el valor de sus acciones en los mercados bursátiles.

Por último, si bien hasta ahora, no se ha desarrollado un sustituto de carne de pollo o de pavo, nuestra opinión, como consumidores innatos de proteína animal – como lo ha sido siempre la humanidad.- no puede menos que lamentar que una publicidad muchas veces engañosa – como con las “fake news” – nos quiera hacer comulgar con ruedas de molino. En fin, volviendo al lugar por donde empezamos, queremos hacer llegar a todos ellos nuestros mejores deseos para 2020 … , ¡Y porque el pavo y el pollo puedan ser nuevamente los protagonistas de nuestras mesas!

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario