Comparte

La mujer, totalmente indignada, se encaró con el vendedor, al que chilló en varias ocasiones y le intentó quitar los animales

Un curioso caso ocurrió esta semana en Tánger, algo que está dando mucho que hablar en las redes sociales. Una turista que paseaba por la ciudad de Marruecos enloqueció al ver pollos guardados en una jaula, listos para vender en el mercado de Sidi Bouabid, algo que la indignó hasta el punto de encararse con el vendedor, gritarle e intentar sacar a los animales.

El vídeo se ha propagado por las redes sociales, siendo compartido por multitud de personas, que se dividen entre las que defienden a la persona y aquellos que consideran fuera de toda lógica y normalidad la actitud de esta turista, que acabó en un estado de histeria al ver allí a los pollos en jaula.

La turista caminaba por el mercado cuando vio a varios pollos encerrados en jaulas. Fue entonces cuando se dirigió al dueño a gritos, recriminándole que tuviera al animal en esa jaula, e incluso encarándose con los asistentes. Por otro lado, algunas personas intentaron calmarla y poner orden en la conversación, sin mucho éxito. Además, en el vídeo se puede ver como la turista llega a hacer varias peinetas a la persona que está grabando, para después abalanzarse sobre la jaula. Hay que recordar que en Marruecos es práctica habitual, y totalmente legal, la venta de pollos vivos directamente al cliente.

 

La intención de esta mujer era sacar a los pollos de la jaula y en algún momento se ve en las imágenes como si quisiera entablar conversación con ellos. Ella intentaba liberar a los pollos de la jaula, algo que impidió el vendedor, que según recogen medios locales, llegó a llamarla “loca”. La turista, en un estado de histeria, intentó morder la mano del vendedor cuando este las puso encima de la jaula para evitar que la mujer la abriera.

La turista gritó en varias ocasiones al vendedor a la cara, que aguantó todos los insultos y chillidos de la mujer, que fuera de sí intentó sacar una y otra vez a los pollos de la jaula.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario