Vacunaciones en pollos

La prevención es, con mucho, el método más económico y mejor de control de las enfermedades. La prevención de enfermedades se logra mejor mediante la implementación de un programa de bioseguridad efectivo junto con la inmunización adecuada.

 

 

Sin embargo, las enfermedades de las aves domésticas pueden superar estas precauciones y cuando lo hacen, es importante prevenir la propagación de la enfermedad que causa el patógeno a otras manadas o granjas. Los cuidadores y el personal de servicio deben estar capacitados para reconocer los signos de enfermedad y los problemas que pueden atribuirse a las mismas, como pueden ser unos cambios en el consumo de agua y pienso, otros repentinos en la apariencia de las deyecciones y las condiciones de la cama, una mortalidad excesiva y una actividad irregular de las aves y/o en el comportamiento de la manada. La acción rápida para abordar cualquier problema es esencial.

Las manadas de reproductores pesados se vacunan contra una serie de enfermedades para transmitir eficazmente los anticuerpos maternos a los pollitos. Estos anticuerpos sirven para proteger a los pollitos durante la primera parte del período de crianza. Sin embargo, estos anticuerpos no los protegen durante todo su crecimiento. Por lo tanto, puede ser necesario vacunarlos ya sea en la planta de incubación o en el campo para prevenir ciertas enfermedades. El momento de las vacunas debe basarse en la orientación veterinaria, el nivel de anticuerpos maternos esperados, la enfermedad en cuestión y los retos actuales del campo.

El éxito de un programa de vacunación de pollos depende de la administración correcta de las vacunas. Las recomendaciones específicas para las aplicaciones de una vacuna deben obtenerse de los proveedores de la misma.

Procedimientos generales de manejo de vacunas:

  • Asegurarse de que las vacunas se han almacenado a la temperatura recomendada por el fabricante.
  • Registrar el tipo de producto de la vacuna, el número de serie y la fecha de caducidad en el bloc del gallinero o en algún otro registro permanente de la manada.
  • Preparar la vacuna y estabilizar la mezcla sobre una superficie limpia en recipientes limpios y libres de productos químicos, desinfectantes, productos de limpieza o materiales orgánicos. El uso de un estabilizador solo si lo indica el fabricante del equipo y la vacuna para el método de aplicación).
  • Abrir cada vial de la vacuna mientras está sumergido debajo de la mezcla de estabilizador de agua.
  • Enjuagar cada vial de la vacuna por completo.

 

Pautas de vacunación en las plantas de incubación

La planta de incubación se ha convertido en una pieza muy importante de programa de salud ya que muchas vacunas se administran a través de in-ovo o a los pollitos recién nacidos. Esto permite que un gran número de embriones y pollitos sean vacunados fácilmente contra varias enfermedades corral utilizando sistemas de entrega uniformes y precisos.

Durante años, las vacunas por aerosol se han utilizado en las planta de incubación para una inmunización efectiva contra la bronquitis infecciosa, la enfermedad de Newcastle y la coccidiosis. Asegurarse de seguir las recomendaciones de los fabricantes de vacunas para lograr la mejor inmunización posible ya que estas difieren entre los productos y los fabricantes.

Los pollos de engorde que se crían sobre una cama vieja y/o hasta unos pesos muy elevados (1) pueden requerir una inmunización contra la enfermedad de Marek en la planta de incubación. Esto se hace inyectando al menos 1500 PPU de la vacuna HVT – virus del herpes del pavo -, ya sea in-ovo o de recién nacidos.

Las vacunas vectoras HVT también se pueden administrar en la planta de incubación como ayuda para prevenir la laringotraqueitis infecciosa, la enfermedad de Newcastle, la enfermedad de Gumboro y la influenza aviar (2). Es importante tener en cuenta que las vacunas vectoras HVT requieren la administración de una dosis completa para que el virus vector y el insertado puedan alcanzar los niveles necesarios para una correcta inmunización.

 

 

(1) N. de la R.: El criar sobre una cama usada solo se realiza en Estados Unidos, no en España
(2) N de la R.:A nivel comercial aun no existe ninguna vacuna contra la influenza aviar.

 

Directrices de vacunación de campo

VACUNACIÓN EN EL AGUA

  • La cantidad de agua para la vacunación debe calcularse en función de 90 a 120 minutos de tiempo de vacunación.
  • Vacunar temprano en la mañana para reducir el estrés, especialmente en épocas de calor.
  • No utilizar agua rica en iones metálicos (por ejemplo, hierro y cobre).
  • El pH del agua debe ser de 5,5 a 6,5. El agua con un pH alto puede tener un sabor amargo para las aves, lo que puede reducir su ingesta, así como la de la vacuna.
  • Asegurar la rápida absorción de la vacuna mediante la retirada del agua un máximo de 1 hora antes de comenzar la administración de la misma.
  • El empleo de un tinte o estabilizador de color aprobado por el fabricante de la vacuna puede ayudar a determinar cuándo están preparadas las líneas de agua y cuántas aves han consumido la vacuna.
  • Cerrar el clorador 48 horas antes de administrar la vacuna.
  • Limpiar los filtros de agua 48 horas antes de la vacunación para eliminar cualquier residuo de cloro, empleando agua no clorada.
  • Apagar las luces ultravioletas, si se emplean, ya que esto puede inactivar la vacuna.
  • No todas las aves pueden recibir la vacuna si se usa un medicador.

 

 

 

PREPARACIÓN DE LAS VACUNAS

  1. Seguir siempre las instrucciones del fabricante. Calcular la cantidad requerida de agua en base al 30 % de la total consumida el día anterior. Si no hay un medidor de agua disponible, utilizar la siguiente regla: multiplicar el número de aves, en miles, por su edad en días y por dos. Esto equivale a la cantidad de agua en litros necesaria para vacunar durante un período de 2 horas.
  2. Preparar una solución de tinte para el agua con el fin de confirmar visualmente que esta contiene la vacuna.
  3. Preparar un estabilizador comercial para neutralizar cualquier cloro en las líneas de bebederos según las recomendaciones del fabricante. Alternativamente, mezcle 2,5 g (2 cucharaditas) de leche desnatada en polvo por litro de agua, unos 20 minutos antes de administrar la vacuna para asegurarse de que ello haya neutralizado cualquier cloro presente en el agua.

 

Ilustración de un ave con la tinción correcta después de vacunación con agua.

 

LÍNEAS DE TETINAS

  1. Elevar las líneas de bebederos.
  2. Verter la vacuna preparada, el estabilizador y la solución de color en el depósito de cabecera o en el tanque de almacenamiento del agua.
  3. Cebar las líneas hasta que el estabilizador o el agua teñida llegue a los extremos de las líneas.
  4. Bajar las líneas de bebederos para permitir que las aves consuman la vacuna, asegurándose de volver a abrir el agua en el tanque justo antes de que esté vacío.
  5. Caminar a través de las aves suavemente para fomentar la bebida y la uniformidad de la aplicación.
  6. Anotar el tiempo de consumo de la vacuna y cualquier aspecto necesario para la próxima aplicación vacunal con aves y equipos similares para conseguir un tiempo ideal de 90 a 120 minutos.

 

BEBEDEROS DE CAMPANA

  1. Abrir el sistema de bebederos.
  2. Se necesitan dos personas para la vacunación, una mezclando la solución vacunal y otra administrando la vacuna.
  3. Limpiar cada bebedero, vaciando el agua y la suciedad, sin utilizar un desinfectante para ello.
  4. Llenare cuidadosamente cada bebedero, pero no en exceso ni derramando la solución vacunal.
  5. ConDurante la vacunación, caminar por la nave para hacer que las aves cerca de las paredes se acerquen a los bebederos.

 

 

MONITOREO DE LA INGESTA DE VACUNACIÓN CON AGUA

  1. Comenzar a monitorear después de que las aves reciban la vacuna.
  2. Seleccionar 100 aves por nave y comprobar cuántas tienen la lengua teñidas, los picos o los buches.
  3. Dividir la nave en cuatro partes y verificar si hay 25 aves teñidas en cada una de ellas.
  4. Calcular el porcentaje de aves teñidas.
  5. La vacunación se considera que ha tenido éxito cuando el 95 % de las aves aparecen manchadas al cabo de 2 horas.

 

VACUNACIÓN POR AEROSOL GRUESO O NEBULIZACIÓN

  • La vacunación en aerosol requiere un manejo cuidadoso. Las soluciones de vacunas en aerosol pueden perderse por evaporación, asentamiento y dispersión antes de llegar a las aves.
  • El equipo de vacunación debe ser atendido según las instrucciones del fabricante para garantizar el correcto funcionamiento y dispersión del tamaño de partícula correcto.
  • La vacunación por pulverización de pollitos recién nacidos, en sus cajas de transporte en la granja, requiere un tipo específico de nebulizador, debiendo consultarse al fabricante de la vacuna.
  • Verificar que el equipo de vacunación funcione correctamente al menos una semana antes de utilizarlo para dar tiempo repararlo si es necesario.
  • Los operadores sin experiencia con las condiciones y el equipo específicos de la nave deben practicar mediante agua corriente para verificar el ritmo de la nebulización.
  • Utilizar el pulverizador dedicado solo para la vacunación. No colocar nunca un desinfectante o cualquier producto químico, incluidos los insecticidas, en el mismo-.
  • Utilizar agua destilada fresca. Los iones o el cloro en el agua del grifo pueden inactivar algunas vacunas.
  • Enjuagar el pulverizador con agua destilada y vierta un pequeño volumen antes de agregar la vacuna diluida.
  • Un volumen normal de agua para una pulverización gruesa es de 15 a 30 litros por cada 30.000 aves, pero consulte al fabricante de la vacuna y del equipo para obtener una cifra específica.
  • Si se usa un spray fino, el volumen de agua es de 1 litro por cada 30,000 aves.
  • Vacunar temprano por la mañana reduce el estrés, especialmente en climas cálidos.

 

PROCEDIMIENTO DE VACUNACIÓN MEDIANTE AEROSOL GRUESO

  1. Apagar la ventilación antes de que comenzar la pulverización. Atenuar la iluminación para reducir el estrés de las aves y permitir al vacunador el moverse fácilmente en el gallinero.
  2. Luego intente agrupar a las aves hacia la pared interior de la nave para realizar la pulverización gruesa, considerando que la distancia entre el vacunador y la misma no debe ser superior a 4 m.
  3. Inclinar la boquilla del pulverizador hacia abajo y accionar el mismo a una distancia de las aves de 1 m.
  4. Caminar a través de las aves con suavidad y cuidado.
  5. Dejar el ventilador apagado durante 20 minutos después de que haya terminado la pulverización, siempre que las aves no estén estresadas por el calor o desatendidas.
  6. Después de la vacunación, enjuagar el pulverizador con agua destilada, haciéndola pasar por el orificio para eliminar la vacuna restante. Dejar que el equipo de vacunación se seque al aire en un ambiente limpio y libre de polvo ya que es muy importante cuidar correctamente este equipo para garantizar la entrega constante de la vacuna para futuras operaciones…

 

La vacunación a primera hora de la mañana reduce el estrés, especialmente en épocas de calor.

COBB BROILER
Management Guide

 

Para saber más:

-. Vacunas en Avicultura.Com

-. Salud Aviar en Avicultura.Com

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos en Linkedin, Twitter o Facebook.

 

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario