107 M de $ USD de multa por fijar el precio del pollo

 

  • Uno de los productores de pollo más grandes de los EEUU se declara culpable de fijar precios y es sentenciado a una multa penal de 107 millones de dólares USA

 

 

Pilgrim’s Pride Corporation (Pilgrim’s), uno los mayores productores de pollo broiler con sede en Greeley, Colorado, EEUU, ha sido declarado culpable en firme el pasado 23 febrero 2021 y condenado a pagar 107 millones de $ USD en multas penales por , palabras textuales de la sentencia judicial, “haber participado, desde 2012 y hasta como mínimo 2017, en una conspiración para fijar los precios del broiler y eliminar la competencia en la venta de pollo y sus productos en los EEUU que afecto, a un mínimo de 361  M $ USD en las ventas de pollos de Pilgrim’s.”

 

Según el acuerdo de culpabilidad presentado en el Tribunal de Distrito de los EEUU en Denver, desde 2012 y continuando al menos hasta 2017, Pilgrim’s participó en una conspiración para restringir y eliminar la competencia por las ventas de productos de pollo de engorde en los Estados Unidos que afectó al menos a $ 361 millones en ventas de Pilgrim’s de productos de pollo de engorde.

 

El Tribunal de Distrito aceptó la declaración de culpabilidad de Pilgrim’s y ha condenado a la empresa a pagar una multa penal de 107.923.572 dólares.

“La declaración de culpabilidad de hoy demuestra nuestro compromiso inquebrantable de enjuiciar a las empresas que violan las leyes antimonopolio de los EEUU, especialmente cuando se trata de algo tan fundamental para la vida cotidiana como los alimentos que comemos”, dijo Richard Powers, Fiscal General Adjunto interino de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia.

«Esta declaración de culpabilidad es el resultado directo de los incansables esfuerzos de nuestros dedicados fiscales y personal de carrera, y socios del FBI, la Oficina de Comercio del Inspector General (OIG) y el USDA OIG», declaró el Tribunal.

«La petición de hoy es otro ejemplo del trabajo continuo del FBI para eliminar la manipulación de licitaciones y la fijación de precios y responsabilizar a quienes realizan estas actividades por sus acciones«, dijo Steven M. D’Antuono, subdirector a cargo de la oficina local del FBI en Washington.

 

Para el FBI los acuerdos para fijar precios y eliminar la competencia son actos criminales que engañan a los trabajadores y consumidores estadounidenses al tiempo que dañan los mercados competitivos.

“Esta investigación en curso ha generado cargos contra 10 personas por sus esfuerzos para manipular ilegalmente los precios de los pollos de engorde, y el FBI está comprometido a continuar con este importante trabajo junto con el Departamento de Justicia y nuestros socios ”, declaró Steven M. D’Antuono, y «demuestra la determinación del gobierno de proteger la integridad de la competencia de mercado libre y abierto», dijo Peggy E. Gustafson, inspectora general del Departamento de Comercio.

“Cuando empresas competidoras conspiran para fijar precios que los beneficien, los consumidores estadounidenses son engañados. Continuaremos trabajando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para perseguir dicha actividad ilegal y asegurarnos de que los perpetradores rindan cuentas. Agradecemos enormemente los esfuerzos del Departamento de Justicia, el FBI y el USDA OIG en esta investigación «.

“Apreciamos el compromiso continuo y los esfuerzos concertados de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley en la División Antimonopolio del Departamento de Justicia, el FBI y la OIG del Departamento de Comercio para investigar un esquema de larga duración que afecta la competencia mediante la manipulación de licitaciones y la fijación de precios de pollos de engorde productos ”, dijo la agente especial a cargo Bethanne M. Dinkins de la OIG del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA). “Durante estos tiempos de incertidumbre, el USDA OIG continuará dedicando recursos y priorizando el trabajo que beneficia a los estadounidenses que trabajan duro a través de precios competitivos para los productores agrícolas y equidad en los precios y la calidad de los productos agrícolas para los consumidores”.

Pilgrim’s es la primera empresa en reconocer su culpabilidad por su papel en una conspiración para fijar precios y manipular ofertas en la de pollos y sus productos transformados. Estos acuerdos para fijar precios se aplicaron tanto a la venta final a consumidor a través de tiendas de comestibles o supermercados como a la venta directa a los Restaurantes. 

Una violación de la Ley Sherman conlleva una pena máxima de una multa de $ 100 millones para las corporaciones. La multa máxima puede aumentarse al doble de la ganancia derivada del delito o al doble de la pérdida sufrida por las víctimas del delito, si cualquiera de esos montos es mayor que la multa máxima legal.

Este caso es el resultado de una investigación antimonopolio federal en curso sobre fijación de precios, manipulación de licitaciones y otras conductas anticompetitivas en la industria de pollos de engorde, que está siendo llevada a cabo por la División Antimonopolio con la asistencia de la OIG del Departamento de Comercio de EE. UU., FBI Washington Field Office y USDA OIG.

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario