Aclarando el «encerrado» de gallinas camperas por riesgo de influenza aviar

Dado el riesgo de influenza aviar altamente patógena IAAP – en diversas partes de Europa – Alemania, el Reino Unido, los Países Bajos Dinamarca e Irlanda -, calificado de “alto/moderado” según ha informado el MAPA – Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación -, en una circular del pasado 11 de noviembre, éste advierte sobre la posible difusión del virus hacia otras zonas del sur del continente debido a las aves migratorias en sus habituales lugares de tránsito.

Debido a ello, el MAPA recuerda la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones avícolas, especialmente aquellas destinadas a evitar el contacto directo e indirecto con las aves silvestres, reforzar la vigilancia pasiva en las mismas y notificar a los servicios veterinarios oficiales de cualquier sospecha de enfermedad.

Ello ha dado pie a que, en algunos medios, se interpretara este comunicado en el sentido de que tanto las aves domésticas camperas como las ecológicas – en el caso de las gallinas, las productoras de huevos con código “1” o “0”, respectivamente – deben tenerse en confinamiento en tanto dure esta situación. En un diario de amplia difusión de Castilla y León incluso se llega a afirmar que “el MAPA restringe la cría de aves de corral al aire libre, salvo que se pueda asegurar que no, entran en contacto con aves silvestres, a través de telas pajareras u otros dispositivos…”

Dada la confusión que puede acarrear la interpretación del comunicado del MAPA y tales comentarios, puestos al habla en SELECCIONES AVÍCOLAS con la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Generalitat de Cataluña, se nos ha informado que la recomendación del mismo se refiere solo a las medidas a aplicar en los municipios de todo el país para las zonas de “especial riesgo”, que se indican en la Orden APA/2442/2006.

Es en estas zonas, pues, en donde las aves domésticas deben tenerse, de momento, en confinamiento, no las camperas y ecológicas del resto del país.

Y otra aclaración importante es la de que, durante su reclusión, los huevos producidos por las gallinas de estas categorías pueden seguir comercializándose como tales, sin pasar a ser considerados de la clase “2”, de menor valor. Ello podrá seguir realizándose así durante 16 semanas en el caso de los huevos camperos, debiendo revisarse posteriormente, según hubiera cambiado la situación de riesgo debido a la IA, mientras que para los ecológicos continuará indefinidamente, en tanto no se modifique el tipo de alimentación que se suministra a estas gallinas.

 

Para saber más:

-. Influenza aviar en Avicultura.com

Reino Unido “confina” a todas las aves de granja por la influenza aviar

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario