Comparte

Pese a la caída del precio del maíz en un 22%, el pollo es cada vez más caro en Bolivia y ha incrementado su coste entre un 20 y un 33%. Esto se debe en primer lugar al descenso de la oferta de carne de pollo, causada por el declive en la cría de aves por parte de muchos pequeños avicultores y en segundo término a la desaceleración de la economía del país.

La  caída de la producción de carne de pollo se debe al elevado precio del maíz y al bajo precio de venta del pollo. Esto no es nada favorable para los avicultores, que perdieron por lo menos 2 bolivianos (0,26€) por kilo de carne producido en este período.

bolivia-precio-pollo-maiz-oferta-demanda

bolivia-pollo-oferta-demanda-precio-maizY es que mientras el maíz era caro y el pollo se vendía barato, muchos avicultores bajaron su ritmo de producción por no tener pérdidas en su actividad. De hecho, no se descarta que más ganaderos dejen de criar pollo por la situación que se encuentra el sector, lo que supondrá un incremento aún mayor en el precio de la carne de pollo

Esto supone que ahora, pese al ya mencionado descenso en el precio del maíz, no haya carne de pollo en el mercado boliviano, que tendrá que esperar a que se recupere el ritmo normal de producción. Desde el ministerio de Desarrollo Rural y Tierras se está trabajando para evitar más alzas en el precio del pollo.

Por otra parte, la asociación de avicultores de la región de Santa Cruz niega que exista especulación por parte de los productores para conseguir más beneficios. Explican que el precio por kilo vivo de carne es de 10 bolivianos aproximadamente (unos 1,3 €) a los que hay que añadir el coste del trabajo y la comercialización, por lo que los 15 bolivianos a los que se paga ahora el kilo de pollo (1,94 €) están dentro de lo establecido en la banda de precios fijada con el Gobierno.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario