Investigan cómo producir una carne de pavo que dure más

La firma Procavi, con sede en Marchena y líder en producción de carne de pavo, lidera un proyecto de investigación para lograr un producto que tarde más en estropearse y cubra las necesidades del consumidor

El pavo ha ido ganando adeptos entre los consumidores en los últimos años debido, principalmente, a sus interesantes valores nutricionales y su bajo aporte calórico. A pesar de que su consumo aún es bajo comparado con la carne de pollo (70.000 toneladas anuales frente a 500.000 toneladas, según datos del Ministerio de Agricultura), se va haciendo un hueco cada vez mayor en los hogares españoles.

Además, también hay que tener en cuenta el elevado consumo de fiambres de pavo, que está muy próximo al consumo de carne fresca, y que superó las 57.000 toneladas en 2019, últimos datos analizados por el MAPA.

A pesar de que el sector se enfrenta a una grave crisis de costes, como el resto de ámbitos ganaderos, Andalucía sigue siendo la comunidad autónoma líder en producción de carne de pavo. En 2020, según un informe de Agricultura, contaba con 575 granjas de pavos, que suponen el 31% del total de explotaciones de España.

Dentro de este panorama, la firma Procavi, que pertenece al Grupo Fuertes (propietario, entre otras firmas, de El Pozo Alimentación) , es líder en producción integral de carne, con una cuota del 52% en el mercado nacional y en cuarta posición en Europa.

La compañía, cuya sede está en Marchena, tiene una capacidad de producción de 129.000 toneladas anuales, lo que equivale a casi 12 millones de pavos procesados, y cuenta con unos 2.000 trabajadores.

 

Una integradora de ciclo completo con I+D que apuesta por aumentar vida útil carne pavo

En su sede sevillana, Procavi no solo se dedica a la producción de carne, sino que cubre el resto de fases, llevando el pavo «de la granja a la mesa». De esta forma, cuenta con instalaciones de multiplicación, incubación, granjas de recría y cebo, matadero, salas de despiece, plantas de envasado y fabricación de pienso. Recientemente, la empresa ha puesto en marcha el proyecto de investigación Oxipavo, que tiene como objetivo aumentar la vida útil de este alimento, tanto fresco como elaborado, mejorando su calidad oxidativa.

Desde Procavi buscan conseguir esta nueva carne de pavo a través de la alimentación del ave, sobre todo, y de estrategias «clean label», un etiquetado limpio para impulsar un producto sin aditivos. «El objetivo de esta investigación es desarrollar nuevos extractos con elevada capacidad antioxidante y antimicrobiana», detallan desde Procavi. Las estrategias que sean más favorables serán probadas tanto a escala piloto como en formato pre-industrial en condiciones reales.

Colaboración con biotecnológicas

En esta iniciativa de I+D+i, Procavi trabaja en colaboración con el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), donde se está desarrollando la investigación, y con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). También participan las biotecnológicas Ensis Biotech y Activa Food-Tech, especializadas en nuevas soluciones de alimentación.

Además de Oxipavo, desde Procavi trabajan, tal y como han informado, en nuevos lanzamientos adaptados a las necesidades del mercado. Por ello, trabajan en una línea de productos pre-asados, listos para cocinar, «para hacer más fácil la vida al consumidor».

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos en Linkedin, Twitter o Facebook.

Etiquetas:

Deja una respuesta