La invasión de Ucrania puede encarecer todavía más los costes del pienso

La invasión en toda regla a un país soberano como es Ucrania por parte de Rusia encarecerá el mayor coste que tienen las integradoras y los avicultores: el pienso.

 

Barco de carga partiendo del Mar Negro hacía el Mediterráneo a través del Estrecho del Bósforo

En un panorama que ya se había complicado por la sequía en muchos países, y por la subida de los costes del petróleo y su repercusión en el transporte y los fletes marítimos, la incerteza por la brutal invasión de Ucrania provocará un encarecimiento a corto y medio plazo de los cereales y por ende de los piensos.

El sector agroalimentario no puede asumir producir a perdidas y más pronto que tarde tendrá que acabar subiendo los precios de los huevos y pollos que vende a las grandes superficies y al consumidor.

La alta dependencia de España de Ucrania y de Rusia en el abastecimiento de cereales y de materia prima para piensos no da demasiadas otras opciones. Es cierto que las reservas nacionales están bien surtidas y no habrá desabastecimientos para fabricar piensos, pero aun así, y al hecho que efectivamente es posible recurrir a importaciones de terceros países que no sean Ucrania ni Rusia, el panorama se ha complicado en sobremanera.

 

España -país tradicionalmente deficitario en cereales- compra a Ucrania entre el 28 % y el 30 % de sus importaciones de maíz y del 60 % de las de girasol, por lo que un agravamiento del conflicto puede tensionar la oferta y el coste de materias primas, según fuentes del sector.

Hasta finales de enero, el suministro funcionaba con normalidad, declaraba a Efeagro el secretario general de la patronal de comerciantes de cereales (Accoe), José Manuel Álvarez.

Rusia es líder mundial en la venta de trigo, mientras que Ucrania ocupa el quinto puesto, lo que añade incertidumbre sobre los próximos meses, dependiendo también de las cosechas de países suramericanos que abastecen a España, según Accoe.

 

 

BALANZA AGROALIMENTARIA DEFICITARIA

La balanza agroalimentaria con Ucrania es deficitaria para España, con un saldo negativo de 652,5 millones de euros (datos de la Secretaría de Estado de Comercio entre enero y noviembre de 2021).  España compró principalmente aceite de girasol ucraniano por valor de 371 millones de euros en ese período y 357,27 millones de euros en maíz, con los cereales, en general, la categoría más importada, por valor de 383,4 millones.

En cambio, España exportó entre enero y noviembre a Ucrania productos por 153,23 millones, principalmente merluza congelada (25,2 millones), semillas de girasol (16,3 millones), aceitunas en conserva (13,7 millones) y vino (13,3 millones).

El déficit “ha ido en aumento en los últimos años” y en la actualidad el 27,6 % de las importaciones españolas de maíz provienen de Ucrania, así como el 13 % del trigo, el 31 % de las tortas de aceites vegetales y el 15,4 % de las leguminosas grano, según un análisis de la organización agraria COAG sobre datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

 

SUMINISTRO GARANTIZADO ACTUALMENTE

Según Accoe, el suministro de cereal continúa con normalidad y la crisis está repercutiendo por ahora en la subida leve del precio del trigo (la cotización mayorista del trigo duro ha repuntado un 0,47 %).

Ha aclarado que desde que empezó la campaña del cereal (en julio 2021), entró menos grano por los puertos porque España tenía buena cosecha, frente al encarecimiento de los fletes y del producto importado.

Sin embargo, añadían desde Accoe que si se agravaba la crisis  podría haber efectos notables en el abastecimiento, con “fronteras paradas” y teniendo en cuenta también el liderazgo de Rusia en cereales.

Álvarez apuntaba entonces que a esto se suma la incertidumbre sobre la cosecha de países suramericanos que abastecen a España de grano.

Entre enero y octubre de 2021, Ucrania suministró el 23 % del maíz importado por España, según datos aduaneros manejados por Accoe, aunque esta patronal ha advertido de que no contabilizan dos meses muy importantes en este comercio.

 

Los precios al consumidor han de subir

De persistir este incremento de los costes, tanto de las materias primas como en consecuencia de los piensos, así como de los costes de la energía, el sector ganadero deberá repercutir estos incrementos ante el consumidor pues son inasumibles por hacer peligrar la viabilidad empresarial tanto para los avicultores, ganaderos en general y las propias integradoras.

 

Para saber más:

-. Evolución coste materias primas en Avicultura.Com

La disponibilidad de trigo para piensos afectada por las decisiones rusas

Se prevé un encarecimiento generalizado de los piensos

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario