Subida costes electricidad y materias primas puede hacer perder más de 300 M al sector avícola español

Una tormenta perfecta contra un sector estratégico

 

EL SECTOR AVÍCOLA PODRÍA PERDER MÁS DE 300 MILLONES € POR INCREMENTO DE COSTES DE MATERIAS PRIMAS Y SUBIDA DE LA LUZ

Según estimaciones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el coste por tonelada de pienso para el pollo había crecido ya un 26,20% desde enero 2020 hasta agosto de 2021. En el caso del pavo ha llegado a superar el 23%.

A esto se une el coste de los precios de la electricidad, que se ha multiplicado por 6 en un año, lo que supone un impacto en cada ave de 5 céntimos por kg, siendo imprescindible para la incubación, crianza y procesado de las mismas

 

El coste del pienso en año y medio ha subido un 26,2% en el pollo y un 23,4% en el pavo

Los últimos datos de evolución de precios de materias primas para piensos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (ver informe de sept. 2021) muestran una situación crítica para el sector avícola español. Desde enero de 2020 a agosto de 2021, el coste de pienso para pollo, el más común en las cadenas de distribución, subió un 26,20%, pasando de los 297,42 € por tonelada a los 375,37 €.

Extrapolando los datos a los 600 millones de ejemplares que se producen al año en España, con una media de 3,9 kilos de alimentación para su engorde, solo en ese ámbito se estima un sobrecoste de más de 198 millones de euros. Este sobrecoste supone pasar de 1,13€ por alimentación de ejemplar a 1,46€, más de 0,33€ por pollo.

En el caso de las gallinas ponedoras el precio medio de pienso para puesta desde enero 2021 hasta la segunda semana de septiembre es de 318,81 Euros/tn , mientras que en 2019 fue de 243,72 Euros/tn de promedio anual, es decir, alimentar una gallina ponedora cuesta un 31% más en 2021 respecto 2019.

 

Estos incrementos también afectan a otro producto muy común en nuestra dieta: el pavo.

El coste de pienso de engorde en pavos ha pasado de los 293,22€ por tonelada en enero de 2020 a los 362€ actuales (un 23,4% más). Un ejemplar de 10 kg de peso puede requerir hasta 24 kg de alimentación a lo largo de su crianza (suelen estar entre los 8 y los 17 kg de peso/ejemplar). De enero de 2020 a septiembre de 2021 el coste de alimentar a un pavo en granja ha pasado de 1,10€/kg a 1,29€/kg, es decir más de 19  céntimos adicionales por cada Kg de carne de pavo producida, lo, que para un peso promedio por pavo de 10 kg representa que producir un pavo de 10 kg es 19 Euros más caro solamente en lo referente a los gastos en alimentación.

En total se producen cada año más de 13 millones de pavos en España, por lo que el sobrecoste total podría superar los 24,7 millones de euros.

Precio medio que se paga al avicultor por pollo ha bajado de 1,82€/kg a 1,52€/kg (datos febrero 2020 vs septiembre 2021), un 16,49% menos.

Por contra, según los datos del propio MAPA, los precios medios nacionales del pollo que se pagan a los productores han pasado de 1,82€/kg a 1,52€/kg (datos febrero 2020 vs septiembre 2021), un 16,49% menos (ver informe 2020 y evolución 2021). En el caso del pavo, los precios han pasado de 2,53€/kg a 2,12€/kg (datos febrero 2020 vs Septiembre 2021). Un 16,2% menos.

La subida de los costes de las materias primas en los mercados internacionales no se detiene

Estos incrementos de costes de pienso estarían a su vez provocados por la subida de las principales materias primas, que solo desde enero de 2021 se ha comportado así:

  • maíz (subida del 20,96%),
  • trigo (12,16%),
  • cebada (17,99%)
  • y, la mayor de todas, la “soja” que ha subido un 33% de 2020 a 2021.

 

Un 5% menos de facturación en 2020 respecto 2019 debido a la menor demanda por la caida del turismo y la resturación no compensada por el mayor consumo doméstico.

Además, en 2020 la facturación del sector avícola cárnico descendió a los 2.184 millones de euros (5% menos que en 2019), debido a la menor demanada provocada por la pandemia de la covid-19, lo que generó una mayor presión aún para los productores.

De esta forma, solo el incremento de costes en alimentación de pollos, pavos y codornices supondría el 10,16% del negocio generado (222 millones de euros sobre los 2.184 millones de euros mencionados), a los que habría que añadir costes adicionales como la importante partida que han tenido que destinar todas las integradoras de carne de ave para reforzar la seguridad alimentaria y laboral en las instalaciones de sacrificio y procesado así como los mayores costes de la cadena logística ante las medidas COVID.  

 

El coste de la electricidad se ha sextuplicado en 2021 y no tiene perspectivas de bajar en el corto plazo

A esto se suma el coste de la energía eléctrica, que ha pasado de una media anual en 2020 de 34,0€/MWh a multiplicarse por 6 y 7 en 2021, con un precio medio anual del mercado mayorista por encima de los 200€/MWh. En la producción avícola estándar (granja y procesado de aves) esto podría suponer un incremento de costes de más de 0,05€/kg de ave, lo que equivale a más de 87 millones de euros al año para todo el sector.

 

Por último, se ha producido un incremento del IPC superior al 4%, que impacta directamente los costes laborales del sector.

La suma total de todos estos costes ponen al sector avícola español en una factura adicional que supera los 309,7 millones de euros.

Una tormenta perfecta contra un sector estratégico

La carne avícola es además una de las más afectadas por la guerra de precios entre las principales cadenas y operadores de la distribución en España. La entrada de pollo «low cost» de mercados exteriores, incluso de fuera de la UE, suponen también un agravio y una amenaza a la competitividad del sector de la carne de ave europeo, pues en algunos casos se está introduciendo en nuestro mercado carne avícola a bajo precio que no cuenta con el estándar de producción europeo.

El último factor que impacta en los costes de producción en la parte referente las plantas de procesado, ha sido la aprobación de los convenios colectivos de Mataderos y de Centros de Producción. Con una visión conciliadora desde Avianza, y la búsqueda de un escenario de estabilidad para evitar problemas de abastecimiento a los consumidores, se prevé un incremento acumulado del 2,01% sobre los costes laborales, que llegará al 5,17% al finalizar 2021 con lo que se prevé una estabilidad laboral en el sector. 

 

Para Jordi Montfort, secretario general de Avianza, “El incremento de los precios de las materias primas ha puesto al sector avícola en una posición crítica, unido a otros factores que de por sí ya debilitaban a un colectivo que es un ejemplo de productividad, innovación y calidad de sus productos y que genera miles de puestos de trabajo. Los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación son solo la punta del iceberg de un escenario muy complejo que está afectando a miles de familias en nuestro país, en un momento en el que necesitamos apoyar más que nunca nuestras industrias.”

 

 

Para saber más:

-. Repercusiones del Covid-19 en toda la industría avícola y en los mataderos de aves

-. Aplicación de la nueva normativa relativa a los mataderos avícolas

-. AVIANZA  ( la antigua Propollo ) en Avicultura.Com

-. La avicultura en España en Avicultura.Com

-. Evolución coste materias primas en Avicultura.Com

-. Consulta ejemplos de casos de éxito de  MARKETING AVÍCOLA en Avicultura.COM

Marketing avícola: ¿Pata o pechuga?

UPA pide a la distribución un “compromiso con el pollo español”.

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • ASOC. INTERPROFESIONAL DE LA AVICULTURA DE CARNE DE POLLO EN ESPAÑA (PROPOLLO)

  • C/ Diego de León, 33. 4º dcha.
  • Madrid
  • Madrid (España)

PUBLICIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario