Huevos Guillén gana un 27,5% más y refuerza su giro hacia una producción más ecológica

Huevos Guillén, proveedor de Mercadona, ganó 8,8 millones en 2019, un 27,5% más que en el ejercicio precedente cuando obtuvo un beneficio de 6,9 millones. No obstante, la compañía valenciana redujo en un millón sus ventas al pasar de los 191,8 millones de euros en 2018 a los 190,6 millones el pasado año debido a la caída del consumo de huevos y al importante esfuerzo inversor hacia los sistemas de producción alternativos

La estrategia de la granja a la mesa echa a andar

La estrategia de la granja a la mesa echa a andar La sostenibilidad, el fomento de la producción ecológica y del bienestar animal, en el centro La Comisión Europea presenta su estrategia en plena crisis del coronavirus, evidenciando la importancia de un sistema alimentario robusto y resiliente que funcione en todas las circunstancias y sea…

Situación actual de la Influenza aviar: bajo control pero sin bajar la guardia

Entre el 16 de mayo y el 15 de agosto de 2020, se notificaron siete brotes de virus de la gripe aviar altamente patógena (HPAI) A(H5N8) en Europa en las aves de corral, con un brote notificado en Bulgaria (n-1) y seis en Hungría (n-6) y un brote de virus de gripe aviar patógena baja (LPAI) A(H5N3) en aves de corral en Italia.

Efectos de la temperatura de acondicionado del granulado sobre la calidad de éste, la digestibilidad de la dieta y el crecimiento de los broilers

Aun estando reconocida la alimentación de los broilers mediante piensos granulados como lo más habitual, se ha indicado que diferentes aspectos en su confección, como son su dureza, el tiempo de acondicionado, la temperatura y la humedad aplicadas y la presión a la que son sometidos, pueden afectar a su calidad, a la desnaturalización de la proteína y la gelatinización del almidón y, en consecuencia, al crecimiento de los pollos.

El pequeño pollo “picantón”, también cuenta en las estadísticas

La denominación “picantón” esta inventada ya hace tiempo –posiblemente en los años 60-70- por un industrial catalán y que, con el tiempo, ha ido prosperando hasta sustituir a la de “coquelet”, de origen francés, a la de “pollo pichón” de origen norteamericano o a la ya arcaica castellana de pollo “tomatero”. La base de los picantones se halla en el aprovechamiento de los machitos sobrantes del sexaje de las pollitas para puesta, mayoritariamente de estirpes blancas -genética Leghorn- hasta los años 80 y más adelante ya de color. Estos machitos, fuesen de un tipo u otro, teóricamente no podrían competir con los broilers actuales.