La cooperativa avícola Guadavi echa el cierre.

La sociedad cooperativa Guadalquivir Avícola Guadavi, dedicada a la reproducción, incubación, cría, engorde y comercialización de pollos, cierra sus puertas después de 20 años en el sector y de haber trabajado para Avinatur, proveedor de Mercadona hasta el pasado mes de marzo. Guadavi, que tiene entre sus socios a 21 avicultores de carne de Huelva y Sevilla, cierra sus puertas al no poder hacer frente a la caída de precios que vive el sector desde hace un año y medio.

La ONU relaciona el cambio climático y la dieta

Los esfuerzos para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero y los impactos del calentamiento global se quedarán muy cortos sin cambios drásticos en el uso global de la tierra, la agricultura y la dieta humana, según advierte el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático IPCC, por sus siglas en inglés – de la Organización de las Naciones Unidas – ONU -.

Sometida a Exposición pública la Extensión de Norma para el sector del huevo

El Ministerio de Agricultura tendrá desde el 22 noviembre 2019 hasta el 10 diciembre 2019 en exposición pública el proyecto de orden por el que se extiende el acuerdo de la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos, INPROVO, al conjunto del sector de la avicultura de puesta y se fija la aportación económica obligatoria, para realizar acciones de comunicación sobre el sector.

La reproducción reduce el impacto ambiental de los productos animales en alrededor de un 1% por año

Los resultados de un estudio holandés muestran que la reproducción reduce el impacto ambiental de los productos animales en aproximadamente un 1% por año, según indica la Wageningen University & Research – WUR -, de los Países Bajos. El estudio de la misma es la contribución de la genética a la reducción del impacto ambiental de los broilers, las gallinas ponedoras, los cerdos y el ganado lechero.A nivel mundial, la producción animal es responsable del 14,5% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero antropogénicos – GEI –, dice la WUR, señalando que aproximadamente la mitad de estas emisiones se originan directamente de la producción animal, mientras que la otra mitad proviene de la producción de piensos.